Milagro en el Gran Circo: Ericsson, ileso tras un espeluznante accidente a 350 km/h

Sucedió en la segunda tanda de entrenamientos libres del Gran Premio de Italia. Marcus Ericsson dejaba durante unos segundos sin respiración a los presentes tras un brutal accidente a 350 km/h.  

El piloto perdía el control de su Sauber, se chocaba contra el muro violentamente y salía despedido dando varias vueltas de campana. 

"No sé que ha sucedido, estoy bien", ha dicho el piloto sueco por radio para tranquilidad del equipo y de la organización. Tras un breve visita al médico,  ha regresado al pit lane

 

A continuación