Illa asegura que las vacunas llegarán "en menos de un mes" y habrá un registro nacional

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avanzado que las primeras vacunas contra COVID-19 llegarán a España "en menos de un mes".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que las vacunas contra la covid llegarán a España en menos de un mes aunque ha querido ser realista y ha dicho que el proceso será progresivo y que habrá que esperar hasta verano para "relajar" las medidas de seguridad.

Lo ha dicho Illa en su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso para dar cuenta de la estrategia de vacunación contra el coronavirus, en la que ha hecho hincapié en que "estamos en un momento muy crítico de la pandemia".

"Nos encontramos a las puertas de la Navidad y del invierno, y no podemos bajar la guardia. Debemos seguir manteniendo todas las medidas de seguridad", ha dicho el ministro, quien ha añadido que aunque la incidencia acumulada lleva cinco semanas bajando aún "seguimos en unas cifras de transmisión muy altas".

El horizonte de esperanza, ha proseguido Illa, para combatir la pandemia es la proximidad de las vacunas ya que "si todo va como se espera" y se cumplen todos los criterios de la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés), las primeras autorizadas llegarán a España país en menos de un mes, "lo que supondrá un primer paso hacia la ansiada normalidad".

Según ha indicado Illa, a partir de las informaciones que ha proporcionado este organismo, el 29 de diciembre "como tarde", se espera tener una decisión sobre la vacuna de Pfizer; y el 12 de enero sobre la de Moderna.

"A la espera de los análisis definitivos, los resultados que hemos ido conociendo hasta ahora son positivos", ha recalcado el ministro que ha garantizado que si la EMA emite una opinión positiva sobre las vacunas, la Comisión Europea tiene que conceder la autorización de comercialización, algo que se espera que se haga en las 24 o 48 horas posteriores.

El ministro ha reiterado que la ciudadanía "debe estar tranquila", porque las vacunas que se autoricen dispondrán de los mismos niveles de seguridad que cualquier otra las habituales, la diferencia, ha concretado, es que este proceso se ha podido hacer más rápido, "sin que por ello se hayan eliminado controles de seguridad".



España recibirá 140 millones de dosis para 80 millones de personas



Illa ha relatado la estrategia de vacunación española, presentada hace unas semanas, y que prevé tres etapas, en función de la disponibilidad de las dosis, y 15 grupos diferentes de población.

Ha recordado que los primeros grupos en recibirlas serán los residentes y personal sanitario y sociosanitario en residencias de personas mayores y con discapacidad; el personal sanitario de primera línea; otro personal sanitario y sociosanitario; y grandes dependientes no institucionalizados.

El resto de grupos que se irán incorporando en las siguientes etapas se acordará de manera progresiva a medida que vayan llegando las dosis, además, se trabaja con las comunidades para que las vacunas sean distribuidas "eficientemente" y que alcancen a las poblaciones prioritarias.

Además, se trabaja con las compañías farmacéuticas para establecer puntos únicos de distribución y facilitar los procesos logísticos con las autonomías.

Ha informado de que el Registro de vacunación COVID-19 del Sistema Nacional de Salud empezará a funcionar desde el mismo momento en que comiencen a administrarse las primeras dosis y ha subrayado que será necesario un seguimiento estrecho del medicamento.

Durante su intervención, Illa ha dicho que es necesario ser realista ya que la vacunación será "un proceso progresivo" y requerirá "de unos meses, hasta verano aproximadamente, conseguir un número suficiente de personas vacunadas para que podamos relajar las medidas con seguridad" en España.

 

A continuación