Hasta la encuesta más entusiasta señala que el 'efecto Illa' se desinfla y alerta del 'efecto Vox'

En sólo una semana Illa habría perdido un punto de intención de voto y el separatismo le pisa los talones, la abstención se dispara y Vox sube.

C.Jordá

Este fin de semana el autobús del PSC, decorado con una gran fotografía del candidato Salvador Illa, se estropeaba en mitad de la campaña y tenía que ser remolcado, una imagen que ha sido fruto de no pocas burlas en las redes sociales pero que, de hecho, podría ser el mejor reflejo de las expectativas del exministro de Sanidad.

Y es que según la encuesta de GESOP que publica este lunes El Periódico en sólo una semana Illa perdería un punto de intención de voto y ya no tiene asegurado ser el partido con más escaños en el Parlament. Así, a pesar de que con un 23% seguiría siendo el más votado, pasaría de tener 34 o 35 diputados a sólo entre 32 y 34. Una bajada que es más significativa aún porque los sondeos de GESOP eran hasta ahora de los que otorgaban al PSC una mayor ventaja.

La abstención se dispara

La caída del PSC se enmarca en un desplome sin precedentes de la participación: si en diciembre del año pasado el 76,7% de los votantes decía que seguro que iba a votar, en este momento ese porcentaje se reduce al 57,8% y, además, ha caído casi cuatro puntos en una semana.

Por su parte, ERC sube precisamente un punto para llegar al 20,8% y ya está en la misma horquilla que los socialistas, entre 32 y 34 diputados. En tercera posición estaría un JxCat al que este sondeo no le da la trayectoria ascendente que sí le conceden otras encuestas: en la última semana perdería tres décimas para quedarse en el 18,8% y, eso sí, rentabilizar mejor que nadie esos votos, ya que estaría entre 29 y 31 escaños.

Vox, el único constitucionalista que mejora

Ciudadanos seguiría en una trayectoria descendente poco menos que dramática: pasa en una semana de 9% al 7,6% y se quedaría sólo en 9 o 10 diputados. Los de Arrimadas se verían superado por la franquicia local de Podemos: En Comú Podem sube del 6,3% al 7,7% y tendría 8 o 9 escaños en el Parlament.

Vox, por su parte, sería el partido constitucionalista que más sube y, de hecho, en sólo una semana da un salto notable del 5,2% al 6,9% y se disparan también en escaños: hace siete días se iban a quedar en 5 o 6 y ya estarían en 8 o 9.

Por el contrario, el PP parece hundirse: estaba en un 6,3% y ahora se quedaría en un pírrico 3,8% que lo llevarían a quedarse en tres o cuatro diputados, es decir, podría tener hasta un tercio de los diputados de Vox, en lo que sería un sorpasso mayúsculo.

Por último, la CUP también marca una trayectoria claramente ascendente: gana un punto para llegar la 6,3% y ya estaría en 8 o 9 diputados.

¿Tripartito o vuelta al pacto separatista?

Según los resultados que pronostica la encuesta, tras las urnas y si algún día se culmina el recuento, hasta tres fórmulas para constituir un gobierno son posibles, dos de ellas con tres partidos y una tercera, la más improbable, con sólo dos.

Por un lado estaría una reedición del pacto separatista, con ERC y JxCat, que necesitarían de nuevo del apoyo de la CUP. Incluso en la parte baja de las horquillas de los tres partidos sumarían 69 diputados, uno más de la mayoría absoluta.

La otra posibilidad sería el tripartito de izquierdas con PSC, ERC y los comunes: en este caso el resultado sería incluso más holgado: en el peor supuestos las tres formaciones sumarían 72 escaños.

La tercera opción sería el pacto en solitario entre PSC y ERC, pero esta posibilidad parece más improbable dada la trayectoria descendente de los socialistas y que para llegar a la mayoría los dos partidos necesitarían cumplir el mejor pronóstico que les da el sondeo e, incluso en ese caso, sumarían los 68 escaños justos, sin margen para el error.

A continuación