Illa asegura que si gana "ni habrá tripartito, ni habrá procés"

El candidato del PSC ha estado arropado por el presidente Sánchez que ha afirmado que se proclamó una independencia "que jamás podía ser posible".

LD/Agencias

El candidato del PSC a las elecciones catalanas, Salvador Illa, ha asegurado este domingo que no prevé que tras las elecciones se forme un gobierno tripartito ni se alargue el proceso independentista: "Tendremos un gobierno progresista". Así se ha expresado durante su intervención en un acto de campaña en Gerona, donde ha estado arropado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; el ministro de Política Territorial y primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Illa ha afirmado que tienen "las ideas muy claras. Os lo garantizo: ni habrá tripartito ni habrá procés. Tendremos el nuevo gobierno progresista que Cataluña necesita. Ni habrá , independencia ni habrá decadencia", ha rematado.

Asimismo, el candidato socialista ha definido su candidatura como el voto útil y ha advertido de que "los votos que no van al PSC caerán en saco roto y beneficiarán a ERC y Junts, que no se soportan, pero volverán a gobernar juntos

Críticas a Ciudadanos

Además, Illa ha apelado una vez más a los votantes que en 2017 ya "creyeron que hacía falta un cambio" —en alusión a quienes optaron por Ciudadanos, que fue primera fuerza con 36 diputados— a "votar sin etiquetas, con cabeza y corazón".

"Nosotros no os vamos a abandonar. Vuelvo para quedarme, si ganamos vamos a responder a vuestra confianza", ha subrayado el exministro de Sanidad, que sin mencionarlo explícitamente se refería al salto de la entonces candidata de Cs, Inés Arrimadas, a la política española poco después de su victoria.

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha arropado a Illa en este acto de campaña, ha criticado la hoja de ruta de la Generalidad de los últimos años y, concretamente, ha lamentado que en octubre de 2017 el Govern proclamara en Cataluña una independencia "que jamás podía ser posible".

Para el presidente del Ejecutivo, lo que está en juego el 14 de febrero depende del punto de vista de cada candidatura y sostiene que para los independentistas está en juego "declarar la independencia por la mañana o por la tarde, pero ni ellos mismos se lo creen".

A continuación