Illa dice que "se puede estudiar" el plan para hacer test en farmacias un mes después de que Madrid lo presentase

Desde el 27 de noviembre el ministro tiene sobre su mesa un detallado plan, pero responde que "las cosas con seguridad, con calma y sin apresurarse".

LD/Agencias

En una larga, poco incisiva y muy autoexculpatoria entrevista con la agencia EFE y preguntado una vez más sobre la petición del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso para hacer test rápidos de antígenos en las farmacias, el ministro de Sanidad ha dicho que "se puede estudiar, claro que sí".

La Comunidad de Madrid presentó una primera petición al respecto el 3 de noviembre, así como un plan detallado el pasado día 27, que según Illa el Ministerio está analizando, pero todavía "hay toda una serie de detalles que han sido objeto de aclaración y vamos a ver cómo podemos resolverlos".

Lo cierto es que no consta que Sanidad haya pedido a Madrid mayores aclaraciones, pero el ministro asegura que "estas cosas hay que hacerlas bien" e insiste en que "las cosas con seguridad, con calma y sin apresurarse". Mientras tanto, en las últimas semanas Madrid vive, como otras comunidades españolas, un importante repunte de los casos.

Elogios a Fernando Simón

En la entrevista Salvador Illa también habla del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, del que dice que e ningún momento le ha pedido tirar la toalla, lo que sorprende dado sus monstruosos errores en la gestión de la epidemia

Illa destaca de Simón que "desde el minuto cero" ha ejercido sus tareas "de forma muy ejemplar" y asumiendo decisiones que "son muy difíciles de tomar". "Es un trabajador incansable y muy honesto", recalca el ministro, que en cualquier caso y se diría que por lo que pudiera pasar recuerda que no fue él quien lo nombró y que todo el mundo sabe quién lo hizo.

"Lo he hecho lo mejor que he podido"

El ministro reconoce de forma involuntaria su más que deficiente gestión cuando afirma que "lo he hecho lo mejor que he podido", pero al mismo tiempo sigue empeñado en las mentiras que viene repitiendo desde marzo, como que el coronavirus "sorprendió a todos" pese a las múltiples alertas de la ONU, de muchos otros organismos y científicos independientes.

Salvador Illa se escuda en esa supuesta sorpresa que se adoptasen medidas que se tomaban en función de la información que se iba recibiendo, lo que tampoco es completamente cierto ya que, por ejemplo, había informes que se desoyeron y que recomendaban suspender las manifestaciones del 8M, pero según dichas disposiciones se creían las "correctas y adecuadas" y, en el colmo de la hipocresía, dice que revisar ahora decisiones que se tomaron en la primera ola "no es muy honesto".

A continuación