ERC se mofa del TSJC: el imputado por el golpe que negocia con el Gobierno se niega a declarar

Jové, negociador con el Gobierno, y Salvadó desafían a la magistrada y denuncian una "segunda oleada de represión".

Pablo Planas (Barcelona)

Los diputados de ERC en el parlamento catalán Josep Maria Jové y Lluís Salvadó se han negado a declarar este miércoles ante la juez María Eugenia Alegret, del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), donde están procesados por su participación en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y por la elaboración de las denominadas "estructuras de Estado".

Jové, que negoció la abstención de ERC para la investidura de Pedro Sánchez y ahora forma parte del la mesa entre los separatistas y el Gobierno, y Salvadó se consideran víctimas de una supuesta "segunda oleada de represión" del Estado contra el independentismo catalán y con su negativa a declarar han querido denunciar que el procedimiento judicial forma parte de una "causa general".

También se han quejado de las dos fianzas de algo más de cuatro millones (2,8 millones de euros para Jové y 1,6 millones compartida) impuestas por el Tribunal. Además, se les ha retirado el pasaporte y tienen obligación de presentarse en el juzgado una vez al mes.

Folclore habitual

Ambos diputados han acudido ante el TSJC acompañados por la plana mayor de su partido, el vicepresidente regional Pere Aragonès, los dirigentes de las entidades separatistas Òmnium y Assemblea Nacional Catalana (ANC) y representantes de Junts per Catalunya. Como también suele ser habitual en el folclore independentista, ambos han posado para las fotos con el puño en alto. Aragonès, mano derecha de Junqueras, ha atendido a los medios y ha declarado que a pesar de la "causa general" y la "oleada represiva", continúa la negociación con el Gobierno de la que Jové es un actor fundamental.

Jové y Salvadó, en su momento altos cargos del exvicepresidente autonómico Oriol Junqueras, fueron detenidos durante los registros ordenados por el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona en la consejería de Economía del 20 de septiembre de 2017. A raíz de aquella intervención judicial, fueron procesados por el citado juzgado, donde depusieron hasta que fueron designados diputados autonómicos al objeto de dificultar la acción de la justicia.

ERC intenta aprovechar la situación judicial de Jové y Salvadó para sacar pecho de su importancia en la organización del referéndum ilegal en plena pugna con Junts per Catalunya por el liderazgo en el campo separatista. Así, Aragonès ha declarado que se persigue penalmente a ambos diputados "por haber permitido que más de dos millones de catalanes pudieran votar". El acompañamiento ante el TSJC y el desplante ha servido también a ERC para pasar página del caso del exconsejero Alfred Bosch, obligado a dimitir por ocultar las quejas contra su jefe de gabinete por acoso sexual y comportamientos machistas.

El diputado "heavy"

Además, Jové ha aprovechado la circunstancia para mostrar su perfil más irredento en Twitter, donde ha publicado un grandilocuente mensaje en el que dice que va "siempre de cara" y que no tiene miedo. Acompañando el texto ha introducido una canción de un grupo de heavy metal, especialidad musical de la que se reivindica gran aficionado.

A continuación