Puigdemont pasa de ERC y exige a Sánchez que reconozca a Cataluña como nación en la mesa de diálogo

El fugado pide a Sánchez que "reconozca a Cataluña como nación" si quiere que la mesa avance.

Esmeralda Ruiz

A la espera de fijarse la siguiente reunión de la llamada mesa de diálogo entre Gobierno e independentistas, el fugado Carles Puigdemont reaparece en escena para echar más leña al fuego en la guerra abierta que libra públicamente con sus socios de ERC, con más intensidad, a raíz de sus declaraciones en el mitin de Perpiñán en contra del foro de diálogo con el Ejecutivo.

En un nuevo gesto de desprecio hacia la otra parte presente en esa mesa y verdadero negociador con el PSOE, el expresidente catalán ha reclamado este jueves al Gobierno de Pedro Sánchez que reconozca a Cataluña "como nación" para que esa mesa de diálogo se pueda seguir celebrando con éxito. "El reconocimiento como nación es la madre de todos los problemas", ha dicho en una entrevista en la Agencia France Press.

"Esto abrirá las puertas a seguir avanzando", ha añadido el fugado mostrando, de nuevo, su "escepticismo" respecto a un foro de diálogo con el Gobierno que por el momento, y tras su primera toma de contacto, no ha dado ningún fruto reseñable, tal y como admiten en su partido, JxCAT. "El no reconocimiento ya vemos dónde nos ha llevado", ha advertido Puigdemont que cree que este gesto que pide al Gobierno se solo "cuestión de voluntad política".

Un ultimátum al que ha tardado poco en sumarse el presidente catalán, Quim Torra, en su perfil de Twitter, donde ha dado la gracias al fugado señalando que es muy importante que para avanzar, debe haber "concreciones".

El propio Torra se enzarzaba este miércoles en sede parlamentaria con el presidente del grupo de ERC en Cataluña, Sergi Sabrià, que le reprochaba el desprecio de los de Puigdemont a la mesa. Torra defendió que su único interés sobre esa mesa es el de conseguir una fecha para votar la independencia. También el que está llamado a sucederle en la candidatura a la Generalidad, el consejero de Políticas Digitales, Jordi Puignerò, se apresuraba a defender la condición fijada por el fugado. Puignerò, al igual que Torra, forma parte de la delegación separatista que se sienta en esa mesa.

La próxima reunión está prevista para este mes de marzo, antes del día 22, esperan en las filas de Oriol Junqueras, desde ERC no han valorado aún la nueva provocación del fugado.

A continuación