El Parlamento catalán recurrirá la retirada del escaño de Torra con la abstención del PSC

La bancada separatista aprueba llevar ante el Supremo la inhabilitación de Torra como diputado.

Esmeralda Ruiz

Tras el enfrentamiento desatado entre los socios de Gobierno en Cataluña –JxCAT y ERC– ante la negativa del presidente del Parlamento, Roger Torrent, de mantener a Quim Torra el acta de diputado, la bancada separatista se une este miércoles para llevar ante el Tribunal Supremo la decisión de la Junta Electoral Central de retirar el escaño al sucesor de Carles Puigdemont en la Generalidad.

JxCAT, ERC, la CUP y los comunes han votado a favor, Cs y PPC en contra y el PSC de Miquel Iceta ha decidido abstenerse. El portavoz adjunto del grupo socialista en Cataluña, Ferran Pedret, ha defendido que ellos "no bloquearán" este trámite porque consideran que Quim Torra sigue siendo presidente. Aún así, han evitado votar junto a los grupos separatistas y han aprovechado para insistir en que "la legislatura ya está agotada" y es necesario convocar elecciones "cuanto antes mejor".

Aunque el recurso ya estaba redactado con el aval de la Mesa de la cámara, el propio TS había solicitado que fuese en un pleno donde se acordase presentar este escrito que deja la puerta abierta a diversas interpretaciones, tal es así, que el letrado del Parlamento que firma este recurso, Antoni Bayona i Rocamora, tuvo que emitir una nota aclaratoria a última hora de la tarde del lunes.

El enredo del redactado

"La condición de diputado es requisito necesario para ser presidente de la Generalidad y, a pesar de que la norma no lo diga expresamente, es posible interpretarla en el sentido que esta condición no solo actúa en el momento de la elección, sino que ha de mantenerse mientras se desarrolle el cargo", esto es lo que reza el artículo 67.2 del Estatut de Autonomía, y es el artículo al que apela el letrado para defender que si Torra deja de ser diputado, podría perder su condición de presidente.

Era la primera vez que los letrados de la cámara admitían que la condición de presidente de Quim Torra no está garantizada, en línea con el argumento que vienen defendiendo en Ciudadanos y el PPC. Minutos después, en la nota aclaratoria, el letrado Bayona matizaba que en ningún caso se ha afirmado que mantener el acta sea indispensable para mantener el cargo de presidente y que "decir que se puede interpretar así, no significa que se deba interpretar necesariamente así".

Para mayor enredo, el letrado aseguraba que esta duda interpretativa podría ser relevante para convencer al Supremo de que dejar a Torra sin escaño puede provocar un grave problema institucional. JxCAT ha anunciado que se revisará el redactado y se eliminarán las partes que provoquen"confusiones".

En su exposición en el pleno de la cámara, tanto Ciudadanos como el PPC han insistido en su argumento de que Torra no puede seguir ejerciendo como presidente autonómico en base a la condena de un año y medio de inhabilitación por el caso de los lazos amarillos, y que está pendiente de ratificar el Supremo una vez decida si admite a trámite o desestima el recurso de casación presentado este lunes por Torra. Esa decisión será la que marque el calendario electoral en Cataluña.

A continuación