ERC da por amortizado a Torra y desprecia la propuesta de investir a Puigdemont

El juicio en el TSJC al presidente de la Generalidad aumenta las expectativas de un adelanto de las autonómicas.

Libertad Digital

Máxima presión de ERC para crear el escenario favorable al adelanto electoral como respuesta a las sentencias del Tribunal Supremo. Los republicanos acumulan argumentos. A la falta de acuerdo para elaborar unos presupuestos se suma ahora el juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña al presidente autonómico, Quim Torra, por desobediencia al negarse a retirar la propaganda separatista de la fachada del palacio de la Generalidad.

La vista ha sido fijada para los días 25 y 26 de este mes y Torra arriesga una inhabilitación de un año y ocho meses. Sus abogados recurrirán las fechas por la que consideran "sorprendente celeridad" de la justicia mientras Torra, lejos de negar la comisión de un delito, se ha jactado de su oposición a las órdenes de la Junta Electoral Central.

Según ERC, Torra ya está amortizado. Jugó la carta de la desobediencia en un cuestión simbólica, la pancarta de los presos en el balcón de la Generalidad, y ha perdido. Sus días al frente del gobierno regional están contados y la propuesta de intentar investir de nuevo a Puigdemont responde al precipitado final de su carrera política.

Sin noticias de JxCat

El presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, ni contempla la opción. Este martes ha declarado en la emisora de la Generalidad, Catalunya Ràdio, que nadie de Junts per Catalunya (JxCat) le ha sondeado respecto a esa nueva intentona de investir al prófugo e insiste en que "cualquier paso que demos debe estar orientado a abrir un escenario mejor y que nos permita avanzar". Es decir, que no a la investidura a distancia del vecino de Waterloo y sí a "combinar la confrontación con la bandera del diálogo" y a presionar al Estado con movilizaciones en la calle para obligarle a negociar. También ha insistido en que si no hay presupuestos, se deberían convocar elecciones.

Por su parte, Joan Tardà ha abogado de nuevo por celebrar elecciones autonómicas en respuesta a las sentencias del Supremo sobre el golpe de Estado separatista. Lo ha hecho por escrito en un artículo para El Periódico de Catalunya con el título de "Fortalecernos en las urnas o engañarnos en Matrix". Según el dirigente republicano, se trata de recurrir a las urnas para que el independentismo supere el cincuenta por ciento de los votos y formule un gobierno de concentración con separatistas y comunes, la versión catalana de Unidas Podemos.

A continuación