Rufián, desafiante, sugiere adelantar el referéndum ilegal

Para el separatista, es inevitable que "la legalidad española y la futura legalidad catalana acaben chocando".

LD/Agencias

El coportavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, está convencido de que habrá referéndum sobre la separación de Cataluña en 2017, pues es un proceso que ya "no se puede parar en un despacho". Es más, apoya la posibilidad de que, si hay inhabilitaciones "en masa", la consulta se adelante.

"Quien crea –señala en una entrevista a Efe– que la independencia se puede parar en un despacho se equivoca. El referéndum se hará y además será vinculante. Eso significa que el día después pasarán cosas. Además, se ha planteado que, si se producen inhabilitaciones en masa, se adelante el referéndum, y yo estoy de acuerdo. Es una posibilidad".

Un día después de la cumbre soberanista y de que el Gobierno haya manifestado por medio de su portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, que la consulta no tendrá lugar, el diputado de ERC, de 34 años, asegura también que las posibles inhabilitaciones a cargos públicos catalanes por desacatar sentencias del Tribunal Constitucional terminarán ocurriendo.

Rufián, de hecho, cuenta con una hoja de ruta nítida, incluso si se ratifican esas inhabilitaciones: "Se aprobarán tres leyes más, entre ellas la de la transición jurídica, que es una declaración de independencia de facto; se hará el referéndum y se pondrá en marcha el Estado de Derecho catalán".

La previsión de los separatistas sitúa el referéndum en septiembre de 2017, un horizonte que tiene el visto bueno del Parlament y que no tiene en cuenta si la consulta está pactada o no con el Gobierno de Mariano Rajoy. Según explica el diputado catalán, el proceso implica que "la legalidad española y la futura legalidad catalana acaben chocando", como se ha visto ya con la causa abierta contra la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell.

Por otro lado, si faltara una pieza para apuntalar socialmente el proceso separatista, esa pieza es, para Rufián, el movimiento que aglutina En Comù Podem, integrado en el grupo de Unidos Podemos en el Congreso.

Sus votantes conforman ese espacio a la izquierda por el que se puede expandir el separatismo; de ahí que el diputado de ERC apele a Ada Colau: "Ojalá (Colau) sea coherente y nos ayude", ha apostillado.

Más allá de quien encabece En Comù Podem, si Xavier Domenech, el presidente de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell, o la propia Colau, el coportavoz parlamentario de ERC les pide que precisen su posición sobre la ruptura, toda vez que "sus votantes deben entender que no hay nada más revolucionario que la autodeterminación".

Para otros partidos como Ciudadanos, o para otros líderes, como Albert Rivera, no hay matices y las criticas son duras. Según sus propios términos, la formación naranja es "el Frente Nacional".

Del PSOE lamenta su viraje reciente, aunque no reserva tampoco palabras amables para la época de Pedro Sánchez ni para el propio ex secretario general.

A continuación