Moncloa rechaza que se vaya a celebrar un despacho entre Rajoy y Mas

Tras el saludo entre el presidente y Mas, las especulaciones se multiplicaron en los círculos políticos. Pero Moncloa niega una próxima cita.

P. Montesinos

En el Gobierno no vislumbran la posibilidad de que Mariano Rajoy y Artur Mas se reúnan a corto plazo. En la proclamación de don Felipe, el presidente intercambió unas palabras con el líder catalán y, casi de inmediato, surgieron todo tipo de especulaciones. Mientras se desarrollaba el Consejo de Ministros, en los círculos políticos y periodísticos se escuchó la tesis de que Mas le podría haber pedido una cita para abordar la crisis creada en la comunidad; un extremo que desde la Moncloa no dudaron en desmentir.

Nada ha cambiado, según un portavoz autorizado. A fecha de hoy, y pese a las declaraciones públicas de Mas, la Generalidad no ha cursado petición alguna para un despacho con el presidente. Encuentro que, en caso de celebrarse, Rajoy ha prometido que será público, tras el fracaso de las denominadas reuniones discretas.

"Cumplir y respetar las leyes"

Ya a micrófono abierto, Soraya Sáenz de Santamaría reiteró el discurso del Ejecutivo y volvió a marcarle el camino al presidente de la Generalidad: el mayor respeto institucional, adujo por dos veces, es "cumplir y respetar las leyes". Esto es, no convocar la consulta por ir en contra de la Constitución y el Congreso de los Diputados.

Así, las fuentes consultadas por este diario opinaron que, a día de hoy, tiene "poco sentido" que el presidente despache con Mas. "No vamos a ir hacia ninguna parte porque Mas está en una posición imposible y, antes que nada, ha de dar un paso atrás", recalcaron. Además, el Ejecutivo está esperando a la elección del nuevo líder del PSOE ya que considera "fundamental" ir de la mano en la cuestión catalana. En este sentido, sigue sin descartarse de forma categórica la posibilidad de una reforma de la Carta Magna, aunque "de forma muy meditada".

A continuación