El Gobierno promete que actuará contra Mas, pero que aún no es el momento

Tras el fallo del TC, asegura que impedirá la consulta pero que Mas aún no ha cometido ninguna ilegalidad: "Estamos a la espera".

Pablo Montesinos

También en la cuestión catalana, Mariano Rajoy defiende su manejo de los tiempos. "No voy a contribuir a generar más problemas de los que ya hay", dijo recientemente en Bruselas. Y así lo volvió a demostrar tras la sentencia del Tribunal Constitucional, cuando el Ejecutivo se limitó a "acatar y respetar" y, únicamente en fuentes, se permitió recordar que el fallo "recoge las tesis" del recurso del gabinete, que se presentó una vez el Parlamento regional dio un paso que no podía obviar.

"Estamos a la espera", afirmó gráficamente un miembro del gabinete. Esto es, tras el "respaldo legal", el presidente espera al próximo paso de Artur Mas. "No vamos a alimentar la polémica. Nosotros siempre hemos estado en el mismo sitio", justifican su silencio. A lo que añaden que, de momento, el líder catalán aún no ha cometido ninguna ilegalidad: "Ha anunciado que lo va a hacer, pero no lo ha hecho. Si da el paso, actuaremos", prometen.

Rajoy cree que le está ganando el pulso a Mas. La máxima está clara, en voz de sus asesores: "No se va a hacer la consulta del 9 de noviembre". Pero, a partir de ahí, la orden es no entrar en el cuerpo a cuerpo político. Así, a la amenaza de Mas de seguir con su hoja de ruta -"A cada escollo encontraremos una solución", afirmó con el fallo del TC en la mano- el Ejecutivo guardó silencio mientras desde el Partido Popular se le recomendó volver "al sentido común".

"Hasta que Mas no convoque la consulta tenemos las manos atadas", aseguran, argumentando así que aún no hayan actuado. "Hasta que no esté por escrito y haya una convocatoria oficial", recalcan. Rajoy promete que llegado el caso no le temblará el pulso: "Cumpliré y haré cumplir la ley", suele decir. Aunque quiere evitar ese choque de trenes: "Están a tiempo de rectificar", le advirtió a Mas la pasada semana. Y de ahí que, según las fuentes consultadas, no se pueda esperar un golpe en la mesa del presidente en los próximos días. El PP, en voz de Carlos Floriano, también apostó por la templanza y no quiso pedir la dimisión de Mas, a pesar de que se le preguntó en concreto si Mas está legitimado para seguir en su puesto.

En todo caso, en el gabinete también admiten que Mas no da muestras de que vaya a dar un paso atrás. "Es que parece que ya no respeta nada", lamentaron. Pero ésta apreciación se hace en privado. Ningún miembro del Gobierno ofreció réplica al presidente catalán, si bien desde la Moncloa se ofreció como explicación que este miércoles aún era luto oficial por el fallecimiento de Adolfo Suárez. Este jueves, Rajoy tiene un acto público en Valencia, aunque es centrado en el turismo.

Floriano no pide la dimisión de Mas

"Los dirigentes de CiU y parte de la clase dirigente catalana tienen que recuperar el sentido común que se les exige a todos los gobernantes y abandonar el camino emprendido", les pidió Floriano en una declaración ex profeso en Génova13, pese al citado luto. Sobre si el PP pide la dimisión de Mas, Floriano se limitó a contestar que los ciudadanos están "tomando nota". Y si Rajoy actuará en caso de desobediencia, recordó que el presidente ya ha dicho que "la defensa de la ley es algo que le corresponde a quienes gobiernan" y él "ha dicho en más de una ocasión lo que va a hacer", si explicitar a qué se refería.

A estas alturas, ministros y altos cargos consultados por este diario no se atreven a apuntar a un escenario certero. Lo único claro, repiten, es que la consulta "no se va a celebrar". Aunque con esa rotunda afirmación no incluyen el modus operandi del Ejecutivo. De nuevo, se insiste: "Estamos a la espera". Rajoy aspira a que un Mas desesperado, al borde del precipicio, acabe convocando elecciones y no convoque la consulta. Según las fuentes consultadas, no hay visos de un encuentro entre ambos ni público ni privado. El primer aviso del Tribunal Constitucional parece haber servido de poco.

A continuación