Margallo establece un "paralelismo absoluto" entre Crimea y Cataluña

Ante el clamor internacional de que el referéndum en Crimea fue ilegal, advierte de que la independencia no sería reconocida.

Macarena Lora (Bruselas)

La comunidad internacional no ha temblado este lunes a la hora de corear que el referéndum celebrado el pasado domingo en Crimea fue ilegal y que, por tanto, no tendrá consecuencias jurídicas. Apoyado por el acuerdo inequívoco de sus colegas, el ministro español, José Manuel García Margallo, advirtió al Gobierno de Artur Mas de la indivisibilidad jurídica del territorio español, así como de su obligación de informar a los ciudadanos de las consecuencias de una potencial declaración unilateral de independencia.

Desde la OTAN hasta voces de todos los Gobiernos de la UE, la comunidad internacional ha coincidido por primera vez en pronunciarse de manera inequívoca sobre un tema territorial. "Una burla a la democracia", según el ministro de Exteriores británico William Hague, o "un intento de redibujar las fronteras en pleno siglo XXI", en palabras del alemán Steinmeier, lo cierto es que los Veintiocho se han mostrado acompasados en su condena a un referéndum, en palabras de la propia declaración que han firmado, "ilegítimo e inconstitucional". "Nadie puede reconocer el referéndum de Crimea, simplemente, porque viola Constitución ucraniana", resumía el ministro español.

Respaldado, por tanto, por sus colegas, el ministro José Manuel García Margallo ha establecido ante la prensa un "paralelismo absoluto" entre la consulta de Crimea y la anunciada por el Gobierno catalán. "Todos estamos convencidos, incluido el presidente Mas, que no es posible una consulta de autodeterminación".

Citando los artículos de la Constitución española que hablan de la indivisibilidad del territorio, Margallo invocó también "el principio moral de que cada centímetro cuadrado de España pertenece a la totalidad de los españoles y que nadie puede expropiar a ningún español de ese derecho a esa cuota parte que tiene en todos y cada uno de los centímetros cuadrados que es España".

Advertencia de navegación

Además, el ministro, tras informar a la prensa sobre las sanciones a los 21 nombres de autoridades ucranianas cercanas a Moscú (8), o de autoridades políticas y militares del Gobierno Putin (13), urgió al independentismo catalán a informar "con claridad" a los ciudadanos sobre cuáles son las consecuencias de esa opción política".

"Uno no debe salir a la mar sin ver las cartas de navegación y los partes meteorológicos", ilustró, en referencia a la certeza de que la comunidad internacional "nunca" reconocería una hipotética independencia de Cataluña, fuera cual fuera el resultado de un referéndum que, en todo caso, insiste Margallo "no se celebrará".

A continuación