Monago: "Habría que preguntarse qué es lo que tiene Cataluña con el resto de España"

El presidente extremeño ha planteado sus propuestas para la reforma del sistema de financiación autonómica y lo ha hecho con críticas para muchos.

C.Jordá

Sin callarse frente a nadie, como es su costumbre, José Antonio Monago ha adelantado algunas de sus posiciones respecto de la reforma de la financiación autonómica en un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid.

Una cita que ha concitado muchísima expectación, no sólo entre la prensa sino también entre políticos y cargos institucionales como el embajador de Israel, Alon Bar, que ha oficiado de presentador; las ministras de Fomento y Empleo, Ana Pastor y Fátima Báñez; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes; los populares Carlos Floriano y José Antonio Bermúdez de Castro entre otros… Más llamativo ha sido la presencia de personalidades de otros ámbitos como el cantante y showman Javier Gurruchaga.

Alon Bar ha presentado a Monago con palabras de elogio aunque sin olvidar polémicas recientes, pero destacando "el coraje y la valentía de líderes que están dispuestos a tener opiniones sobre asuntos controversiales y expresarlas", sin los cuales "los cambios son imposibles".

Financiación autonómica

La mayor parte de la intervención de Monago ha sido sobre la financiación autonómica, si bien ha advertido que en su opinión la actual situación de crisis no es el mejor momento para afrontar la cuestión: "Si no hay perras no nos vamos a pelear por la ropa como en las malas herencias" ha asegurado en expresión popular.

Monago ha reclamado insistentemente dos cuestiones: por un lado la existencia de un fondo de convergencia, una figura similar al actual fondo de solidaridad interterritorial, que ha pedido que incluso se blinde por ley para que tenga una cuantía no inferior al 1% del gasto no financiero en los Presupuestos Generales del Estado. Esto supondría en la actualidad, según el cálculo del presidente extremeño, un montante de unos 1.600 millones de pesetas.

Los resultados y el contenido de este fondo deberían evaluarse cada siete años a través de un mecanismo que, en caso necesario, obligase no sólo a su mantenimiento sino "a un incremento exponencial".

Y por el otro lado, Monago ha realizado insistentes llamadas a la responsabilidad presupuestaria de las comunidades autónomas, criticando varios ejemplos de despilfarro en referencias claras a proyectos en Cataluña, Comunidad Valenciana o las "estaciones de AVE dignas de premios internacionales de diseño".

Así, ha reclamado que "se tome medidas" contra "las comunidades autónomas que no cumplan con el déficit" tal y como prometió Montoro, una promesa que espera que "no se quede en un amago" ya que, según Monago, "la Ley de Estabilidad presupuestaria debe "aplicarse en igualdad para todos" puesto que "cumplir o no cumplir puede parecer la misma cosa pero no lo es".

Cataluña en el punto de mira

Las referencias más o menos veladas a Cataluña han sido tan frecuentes –"yo cierro las embajadas y otros no", ha llegado a comentar- que en el turno de preguntas un periodista catalán le ha interpelado sobre "qué tiene con Cataluña", a lo que el extremeño ha respondido con rapidez que lo que "habría que preguntarse es qué es lo que tiene Cataluña con el resto de España".

"Yo no tengo nada con Cataluña, tengo más familia en Cataluña que en Extremadura, no deseo ningún mal a los catalanes porque se lo estaría deseando a mi familia. Otra cosa con algunos políticos", ha concluido.

Monago ha profundizado en su reflexión señalando que "por más gestos que se han hecho nunca es suficiente" y ha definido el de Cataluña como "un estado de insatisfacción permanente". Además, en una referencia clara a los dirigentes de CiU, ha señalado que "algunos han hecho un discurso de la insatisfacción" y que "cuando uno radicaliza sus posiciones al final radicaliza su situación" y que "si vas a un callejón sin salida es muy difícil dar una ducha fría a toda la población".

"¿Cuándo se puede llegar a colmar su nivel de exigencia?", se ha preguntado. Según Monago, "ahora lo que quiere el presidente Mas es una salida" pero lo que no ve tan claro es "¿cuánto le va a durar esa salida?". Frente a esas posiciones, Monago ha asegurado sentirse "cómodo en España" y trabajar "para apuntalar este proyecto", mientras "otros parecen que no".

"Algunos quieren convertir la Constitución en material de derribo", ha comentado en otra parte de su discurso, "y otros pretendemos vivificarla".

Bono cultural para jóvenes

Monago ha vuelto a hacer del IVA cultural uno de sus caballos de batalla, exigiendo una vez más su rebaja, pero además ha adelantado una propuesta novedosa en este sentido: un "bono cultural" para jóvenes que bonifique la suscripción a prensa escrita y la compra de libros.

"No se trata solo de apoyar a los editores", ha explicado el presidente de Extremadura, sino de "apoyar a la creación" y que "los jóvenes se informen por canales serios". Este bono cubriría "una parte de la suscripción a un periódico" o de la compra de un libro.

A continuación