Quiroga se decide por Manuel Uriarte como secretario general del PP vasco

La líder regional, que será refrendada el sábado, trata de cerrar la grave crisis interna. Si nada cambia, Uriarte será el sustituto de Oyarzábal.

P. M.

"Son pocos y se ve que mal avenidos, pero tienen hasta el congreso para dar con la solución y echar para adelante". Así radiografiaba hace pocos días un alto cargo de Génova la situación en el PP vasco, una vez verificada la brecha provocada por la salida de Iñaki Oyarzábal de la secretaría general de la formación.

Tras días de negociaciones y tensión, Arantza Quiroga acabó imponiendo su decisión de apartar a Oyarzábal -para ello contaba con el respaldo explícito de la dirección nacional, en voz de María Dolores de Cospedal- si bien siguió buscando el "consenso" para su sustituto. Si nada cambia, el cargo lo ostentará Manuel Uriarte, concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Vitoria. Un auténtico desconocido en los círculos populares a nivel nacional, a diferencia de su antecesor.

Así, el PP de Álava mantendría la secretaría general pese a las reticencias de Vizcaya, que apostó por otros cargos. Uriarte es próximo a Javier Maroto, alcalde de la ciudad de la que es concejal, y a Alfonso Alonso, que esta semana apartó sus responsabilidades en el Congreso de los Diputados para trasladarse al País Vasco. Precisamente, fueron Maroto y Alonso los que públicamente pidieron que Oyarzábal siguiera al frente de sus responsabilidades regionales y mantuvieron el pulso prácticamente hasta el final.

En este contexto, Quiroga ha convocado para este miércoles la Junta Directiva regional, el principal órgano interno entre congresos. En él, se aprobará el reglamento del cónclave y otras cuestiones de organización interna, según informa EFE. No está confirmado que desvele los nombres de su nuevo equipo, pese a que es lo habitual si no hubiera problemas de última hora.

Rajoy clausura el congreso

Este sábado, Mariano Rajoy se trasladará a San Sebastián (su segunda visita al País Vasco en una semana) para clausurar el congreso regional y respaldar formalmente a Quiroga. Para entonces, Génova ha exigido que no haya problemas de ningún tipo. "Yo no hablaría nunca de enfrentamientos internos sino de renovación dentro del partido, que tiene que mantener no solo nombres y caras sino también principios y políticas claras del PP en el País Vasco. Los nombres no son lo más importante", afirmó recientemente Cospedal sobre la cita política.

Desde la dirección nacional se ha observado con cierta alarma lo vivido los últimos días en el seno del PP vasco, más aún con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Algunos cargos temen el daño electoral que Vox pueda hacer en las elecciones en esta comunidad. "Lo importante es que solucionen los problemas, y cuanto antes", insistía un alto cargo de la formación.

A continuación