Caixa Catalunya prestó una fortuna a empresas quebradas afines a Mas

Javier de la Rosa afirmó a la UDEF que los dos empresarios favorecidos por la caja eran "testaferros de Jordi Pujol y Artur Mas".

Libertad Digital

La entidad financiera catalana estuvo presidida por Narcís Serra hasta que fue intervenida y ahora se ha conocido que prestó o invirtió 5.450 millones de euros en empresas constructoras catalana a pesar de que conocía que estaban técnicamente quebradas o incluso en situación concursal.

Según informa El Mundo, dos de estas beneficiadas fueron Vertix y Comsa. Ambas recibieron cientos de millones y según indicó Javier de la Rosa a la UDEF, este señaló a sus dueños, Felip Massot y Carlos Sumarroca, como "testaferros de Jordi Pujol y Artur Mas".

Las cifras se han conocido tras la querella presentada por las CUP después de que el consejo de Administración de Caixa Catalunya se pusiera sueldos millonarios pese a que la entidad estaba quebrada.

En este sentido, la caja cuando ya había sido rescatada, reorganizó su grupo inmobiliario en 2011 y llegó a adquirir activos por un valor de 430 millones a promotores quebrados. Ejemplo de ello es lo que ocurrió con Vertix, el grupo inmobiliario de Felip Massot, supuesto fiduciario de Artur Mas según indicó a Javier de la Rosa a la UDEF.

De hecho, su compañía recibió entre 2007 y 2010 cientos de millones en prestamos pese a estar quebrada. Además, en 2011 la caja se quedó con la propiedad tras varias ampliaciones de capital. En suma, la empresa del amigo de Mas recibió al menos 300 millones.

Por su parte, Caixa Catalunya vendió a Carlos Sumarroca su participación en las autopistas Cedinsa por diez millones cuando estaba valorada en 30. Además, la entidad financiera le hizo numerosos prestamos y le refinanció la deuda de manera sistemática.

Igualmente, la caja también pagó 150 millones por el 50% de la constructora Prasa, algo que hizo también con Habitat, que estaba quebrada desde hace años, o con Torca, empresa vinculada a Mateu Hernández, histórico convergente.

El informe de las CUP afirma que Caixa Catalunya inyectó hasta 5.450 millones de euros en diversas compañías inmobiliarias a partir de 2007 conociendo la situación de dichas empresas, o quebradas o en proceso de disolución.

La entidad catalana llegó a ser la quinta caja española aunque tuvo que ser rescatada y el Frob tuvo que inyectar en Caixa Catalunya 14.000 millones, la segunda mayor inversión tras Bankia.

A continuación