Cospedal: "Alto y claro, ETA fuera ya"

La secretaria general del PP rechaza el último comunicado de la banda terrorista por ser puro "teatro".

Pablo Montesinos (Sevilla)

Nada cambia. Para el Gobierno y su partido, el último comunicado de la banda terrorista ETA es una mera escena del "teatro" puesto en marcha desde que anunció que dejaba de matar. "Que se deje ya de teatros y que se disuelva de una vez", le exigió María Dolores de Cospedal, rechazando que este nuevo movimiento de los asesinos vaya a suponer un cambio en la hoja de ruta del Ejecutivo.

El PP mantiene así su estrategia. Al menos públicamente, se asegura no habrá cambios hasta la disolución total y la entrega de armas. "Los teatros para el teatro, la vida para la vida y ETA fuera ya", sentenció Cospedal, en el inicio del congreso de los populares andaluces, recibiendo el aplauso de los cargos reunidos en Sevilla.

Soraya rechaza una negociación

El viernes, antes del último movimiento de ETA, Soraya Sáenz de Santamaría ya rechazaba de forma rotunda un escenario de negociación con la banda terrorista. "Tenga una cosa meridianamente clara", arrancó, preguntada por la oferta de diálogo planteada por Íñigo Urkullu. "Este Gobierno no va a cambiar su política antiterrorista", aseguró, para a renglón seguido añadir que ETA "no va a conseguir lo que no ha conseguido" con las armas.

Para el Ejecutivo, el relato lo han de escribir "los demócratas", y de ahí que también lanzara un aviso al lehendakari. A pesar de las buenas relaciones que mantienen Rajoy y Urkullu -se reunieron recientemente fuera de agenda-, afirmó que "nosotros también somos gobierno de los vascos" y se actuará para que los ciudadanos "no se vean perjudicados por los gobiernos regionales".

A continuación