Rubalcaba, "contento" por "haber traído las preocupaciones de los españoles"

La única crítica del PSOE es de Odón Elorza por un discurso "débil y desarbolado". Pero la euforia sigue siendo el sentimiento mayoritario.

Ketty Garat

Alfredo Pérez Rubalcaba está "contento". Porque considera que su intervención en el debate del estado de la Nación ha servido para "haber traído a la cámara las preocupaciones de los españoles" y eso "es lo que hay que hacer en este tipo de debates".

Su felicidad no es sólo individual sino de toda la bancada socialista. Con la resaca del día después, tan sólo ha recibido una crítica: la del ex alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, quien destacó que fue un "poco desarbolado". "Nos faltó controlar el centro del campo y con una defensa un poco débil".

A tener en cuenta el papel "a la izquierda de la izquierda" de Elorza, según fuentes de la dirección federal que resumen su satisfacción en que Rajoy "dejó en blanco el flanco social y eso ha permitido que Rubalcaba tuviera el monopolio" de las preocupaciones de la calle.

Algo que se notó en las reacciones de las mujeres socialistas que se lanzaron en tromba a los pasillos del Congreso para defender a su secretario general, comenzando por su número dos, Elena Valenciano. "Dijo la verdad. Habló de la realidad de la gente y eso tiene muchísima fuerza. Rajoy hizo una agregación de datos estadísticos".

En la misma línea, la portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, quien "puso a Rajoy frente a todas las debilidades del presidente", en referencia a su silencio sobre los tres asuntos a los que Rajoy evitó responder a Rubalcaba: Cataluña, aborto y caso Bárcenas.

"Alfredo hizo un extraordinario debate", dijo Trinidad Jiménez quien destacó que "la prueba está en que salió sin papeles frente a un Rajoy muy triunfalista".

Por otra parte, la consigna socialista es destacar a un Rubalcaba 'sin papeles' frente a un Rajoy que no dejó de mirarlos hasta en los turnos de réplica. "Se ha puesto en la situación del país, en la realidad del país", añadió Inmaculada Rodríguez Piñero, para quien se constató la diferencia con un presidente que "subió con un tocho de papeles y hasta en la réplica tuvo que ir leyendo cada una de las frases que decía".

El veterano socialista Alfonso Guerra también se sumó a la defensa a Rubalcaba porque demostró "que Rajoy está mintiendo con los datos" porque "todo está peor que cuando el presidente llegó a la Moncloa". Defendió que Rubalcaba ganó porque "si hubiese sido un combate de boxeo... la brillantez de alguien sin papeles frente a otro que se dedica a leer...".

A continuación