El último logro de Casado: "Tres días de halagos mediáticos y dos millones de votos camino de Vox"

Aznar vuelve para alardear de sí mismo y tocar las narices a Casado. El patriarca reniega de su pupilo.

Pilar Díez

El Mundo

"La Moncloa se vuelca en atar al PNV como socio prioritario tras su malestar por el funcionamiento del Gobierno". Hacen bien, hay que mimar a los mercenarios del voto, que estos venden a su madre a la primera de cambio. "El Ejecutivo traslada a los nacionalistas vascos que cumplirá con el calendario para el traspaso de la gestión de prisiones". Vooooy volando, Aitor. Sánchez no teme a nadie… salvo al PNV, con estos mercachifles no se puede jugar.

Aznar ha querido celebrar su cumple por todo lo alto y lleva días tocando las narices a Casado, antes bajo su tutela y ahora víctima de su furia. "Casado se escuda en que no tiene siete años para consolidar al PP como sí tuvieron Aznar y Rajoy". Tranquilo, Pablo, no vas a tener siete años, vas a tener veinte.

Rosell da la razón a Aznar. El PP "necesita proyecto, unidad y liderazgo". "El doloroso diagnóstico de todo lo que hoy le falta al PP". La cosa es que fue precisamente Aznar el que impulsó a Casado para liderar el partido, y ahora que vienen mal dadas se presenta, con esa soberbia insufrible que le caracteriza, a dar lecciones.

"Para fijar un rumbo identificable es preciso evitar bandazos, olvidarse de los competidores, conciliar la firmeza crítica con la responsabilidad de Estado y convocar, en definitiva, a los votantes para que se sumen al proyecto en lugar de mover el proyecto a la búsqueda de los votantes. Un líder atrae y congrega, no hace seguidismo". Aznar perdió ante González cuando el PSOE estaba hasta las cejas de corrupción, y solo consiguió ganar tras la crisis del 92. Y Rajoy, que tampoco es que fuera lo que se dice un gran líder, perdió contra Zapatero con el PP de Zaplana y Acebes, dio un bandazo de padre y muy señor mío con Soraya —"voy a presentarme con mi equipo", dijo a la vuelta de su viaje a México– y solo ganó con la crisis de 2008. Además de proyecto, unidad y liderazgo hace falta que se dé la situación y fracase el otro.

Así que no se preocupe Casado, según la previsión de Rosell, "una vez que el paso del tiempo y la necesidad de una alternativa seria urgida por la crisis económica desinfle estados de ánimo de los que vive el populismo de uno y otro extremo, los sondeos recogerán esa demanda de gestión y el partido se unirá detrás del líder que sepa ofertarla, rodeado de un equipo con credibilidad". Eso si es que Casado madura de una vez y se rodea de gente solvente y no de los que le hacen la pelota.

Federico Jiménez Losantos comenta la penúltima humillación de Casado ante Sánchez con el CGPJ. "El PP se ha rendido a una tentación ridícula: el Gobierno quita a la juez Rosell pero no a De Prada, el íntimo de Garzón, cofrade de Iñigo Iruin y el partido de la ETA, gran defensor de los CDR y de los Jordis y al que en Caracas llamarían un comunistazo embarrancao. Como guinda, está el alarde prevaricador de su morcilla valoratoria en la sentencia sobre los fondos del PP criticando la credibilidad de Rajoy, que no era el asunto que se juzgaba pero sí al que se dirigía: legitimar el asalto a la Moncloa mediante la moción de censura de Sánchez, apoyado en el partido narcobolivariano, el de la ETA, el PNV y los golpistas catalanes. La Administración de Justicia criticó la desvergüenza del cuate de Garzón. Da igual: Casado prefiere ser parte de la corrupción judicial a luchar contra ella. La cosecha roja hammettiana será enorme: tres días de halagos mediáticos y dos millones de votos camino de Vox". Bueno, Vox también ha contribuido a la cosecha roja facilitando que hagan lo que les venga en gana con los fondos europeos. Aquí nadie se libra.

El País

"Una mayoría de las autonomías apoya el cierre en Semana Santa". Y luego se quejan de la ruina. "La hostelería y el ocio suman casi nueve de cada diez empleos destruidos en el último año".

El editorial dibuja un panorama tenebroso tras los datos del paro. "La tercera ola de la pandemia ha golpeado al mercado laboral más de lo que lo hizo la segunda. Las restricciones de movilidad impuestas por las comunidades autónomas para tratar de frenar los contagios de coronavirus han asestado un severo golpe". Esas restricciones que tanto promueve El País para criticar a Ayuso.

"Tras un año de resistencia, el sufrimiento de las empresas y familias más expuestas es extremo. Cada vez son más los comercios que tienen que bajar la persiana. Y cada día son más largas las colas en los bancos de alimentos".

Y lo peor está por llegar porque los que toman las decisiones tienen la vida solucionada. Ni Sánchez ni Iglesias, ni los de El País pasan hambre.

"El Gobierno debería concretar cuanto antes en qué consiste el plan de ayudas de 11.000 millones que anunció —desafortunadamente, sin tenerlo atado al parecer— el presidente Pedro Sánchez la semana pasada en el Congreso, e incluir en él ayudas directas para las empresas solventes. Ya no hay margen para titubeos, se hace tarde". "El colapso económico español no es culpa del Gobierno; pero suya es la responsabilidad principal en aliviarlo. Lo hecho hasta ahora es insuficiente". Se han subido el sueldo, qué más quieres.

ABC

"Casado pide tiempo y Aznar, liderazgo". Cuenta Mariano Calleja que hubo mucho mal rollo ayer entre el viejo líder y el bisoño líder. "Por mucho que el líder del PP tratara de hacer las paces con el aznarismo, en el encuentro se percibió tensión y un distanciamiento entre el maestro y el alumno como no se había visto antes". Casado intentó templar gaitas, como si no conociera al malencarado de Aznar, y le hizo algunas carantoñas. "El guiño de Casado a Aznar tuvo poco eco en quien fuera su jefe político, que no le devolvió ni un halago". Este chico hace el bobo hasta con los suyos. Aznar le soltó el sermón del debate de las ideas y se marchó por donde vino.

Luis Ventoso puntualiza a Casado lo de su derecho a siete años. "A priori tiene razón: acorde a los precedentes de su partido le corresponde disputar unas terceras elecciones. Pero cabría añadir una cláusula: siempre que se perciba que tiene opciones de ganarlas". Porque con Aznar y Rajoy la alternativa eran González y Zapatero, socialistas más o menos normalillos.

"Pero la alternativa para España es tétrica: otro mandato de Pedro y Pablo, con acoso a los discrepantes y con la unidad nacional y nuestros acuerdos constitucionales en peligro. Por eso Casado debe disponer de una tercera bala electoral, sí; pero si existen posibilidades de que haga diana. En caso contrario, lo generoso y cabal sería permitir que pruebe otra persona". Nombres, Ventoso, mójate y da nombres.

Del paro habla el editorial para animar el día. "El panorama empieza a ser catastrófico, y más propio de una suerte de holocausto laboral que de una curva que toca suelo". "Nuestras empresas necesitan financiación automática, dinero contante y sonante con el que poder hacer frente a su abismo, y no más créditos y bonificaciones que no pueden atender por el mero hecho de que no tienen actividad. Y sin empresas, no hay empleo". Así que hala, a confinarse más y más, a jorobar a la hostelería y al comercio, a ver si morimos rapidito, que el virus se está tomando su tiempo.

La Razón

El periódico de Marhuenda le hace un regalito a Casado. Ánimo chaval, "Casado, el líder del PP mejor valorado", dice lo que ellos llaman una encuesta.

"Tres partidos peleando en el mismo espectro ideológico –PP, Ciudadanos y Vox– impide que gobierne pero, aun así, Casado fideliza y mantiene al voto joven". "Casi ocho de cada diez votantes considera que la labor de Casado es buena o muy buena". Y por eso votan a Vox.

A continuación