Play

Abascal se erige como la "alternativa" a Sánchez tras el resultado de Vox en Cataluña

El líder de Vox promete una "oposición frontal" al PSC y el separatismo y "tiende la mano" para "construir una alternativa" en España.

Maite Loureiro

La irrupción de Vox en el Parlamento catalán con 11 diputados, convirtiéndose en el primer partido del centro derecha español en Cataluña, por delante del PP y Cs, ha generado una onda expansiva que, inevitablemente, tendrá consecuencias a nivel nacional.

El resultado de las urnas permitirá en adelante a los de Santiago Abascal negociar con ambos partidos desde una posición de mayor fortaleza, tanto en el Congreso como en los diferentes parlamentos autonómicos en los que los de Pablo Casado gobiernan con el partido de Inés Arrimadas.

Una legitimidad que ya se ganaron en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, en las que lograron 52 diputados, muy por delante de Cs, al que siempre reprocharon sus desprecios desde su posición de segundo partido de la derecha, y que ahora se ve respaldada por el sorpasso al PP en Cataluña.

La relación con el PP en el futuro

Vox recalca su papel de "líder de la oposición" en Cataluña, según ha reiterado en varias ocasiones el candidato del partido en la comunidad, Ignacio Garriga, y lo hace extensible a toda España al presentarse como la "alternativa" al "Frente Popular" de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y los separatistas, por el mal resultado que ha cosechado el PP, según ha asegurado este lunes Santiago Abascal en una rueda de prensa desde Barcelona.

"Somos conscientes de que los catalanes nos han puesto en una situación de responsabilidad ante toda la nación, no sólo en esta región, que asumiremos con altura de miras, sin egoísmos y tendiendo la mano", ha proclamado el líder de Vox, sin referirse de forma específica a PP o Cs, con los que ha evitado entrar en una confrontación directa, aunque ha asegurado que ambos partidos "han cometido errores" durante la campaña electoral que han recibido "el veredicto" de los catalanes en las urnas.

Fuentes del partido no descartan, en cualquier caso, que los ataques del PP se vuelvan más virulentos, aunque desean que pueda rebajarse la tensión entre ambos partidos, si los de Casado muestran esa predisposición.

En la formación no valoran como buena la caída de PP y Cs, a los que consideran partidos equiparables entre sí. El hecho de "no haber aguantado" hace más difícil en el futuro poder sumar una mayoría para desalojar de la Moncloa al PSOE y a Podemos, reflexionan en Vox.

Vox ejercerá una "oposición frontal"

Preguntado por la posibilidad de que sus votos sirvan para investir al candidato del PSC, Salvador Illa, que ha excluido a Vox de cualquier diálogo o negociación, Abascal lo ha descartado por completo, asegurando que ejercerán una "oposición frontal" desde la "minoría" en la que les han situado los catalanes.

El líder de Vox ha advertido de que los responsables de los ataques que han sufrido durante toda la campaña electoral serán denunciados ante los tribunales, y ha recordado que su partido ya ha presentado una querella contra el consejero de Interior catalán, Miquel Samper, por no garantizar la seguridad en sus actos.

"Vox va a exigir a todos aquellos que han sido cómplices de la violencia que asuman responsabilidades penales, que se sienten en el banquillo", ha prometido Abascal. "No vamos a dar por bueno, ni vamos a asumir como normal, lo que es una absoluta anomalía en toda la Europa democrática", ha asegurado con contundencia.

A continuación