La Dina Bousselham del PSOE, Aicha El Gourgi, recaba el voto marroquí para Illa en Cataluña

Fuentes del entorno de Aicha El Gourgi consultadas por Libertad Digital aseguran que es "muy cercana a los ministros José Luis Ábalos y Miquel Iceta".

Miguel Ángel Pérez

Las mujeres marroquíes se han puesto de moda en la política española. Si en Podemos ha cobrado un gran protagonismo la que fuera asesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, el PSOE tiene también a su particular Dina. Su nombre es Aicha El Gourgi y forma parte de la Ejecutiva del PSC de Tarragona como responsable de la Secretaría de Ciudadanía e Interculturalidad.

Según fuentes de su entorno consultadas por Libertad Digital, El Gourgi se ha convertido en una "pieza clave" para recabar el voto de los ciudadanos marroquíes para las elecciones autonómicas catalanas del próximo 14 de febrero y conseguir llevar al candidato socialista Salvador Illa a la presidencia de la Generalidad.

El Gourgi es también la secretaria general de la Unión Socialista de Fuerzas Populares de Marruecos USFP en España, equivalente al partido socialista marroquí. Además, mantiene muy buenas relaciones con las autoridades de su país. En marzo del año pasado, fue recibida por el presidente del parlamento y compañero de partido, El Habib el Malki, en Rabat.

Las mismas fuentes consultadas por LD aseguran que El Gourgi "está en contacto con varios consulados de su país en provincias catalanas y se está dedicando a intentar influir en sus compatriotas para que voten al PSC y a Illa. Una suerte de lobby de presión que utiliza el censo para conseguir votos para los socialistas".

"El Gourgi es además muy cercana al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y al que fuera líder del PSC y actual ministro de Política Territorial, Miquel Iceta", añaden. De hecho, en sus redes sociales aparece en decenas de fotografías con los citados Ábalos e Iceta; el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez; el expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero; la vicepresidenta, Carmen Calvo; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; o la actual fiscal general del Estado y exministra de Justicia, Dolores Delgado.

El pasado mes de diciembre, una semana antes de que las autoridades marroquíes plantasen a Pedro Sánchez en su visita al país, El Gourgi visitaba el puesto fronterizo de Guerguarat entre Mauritania y Marruecos para comprobar "la normalidad en el paso de camiones y de otros vehículos españoles", tras iniciarse el conflicto bélico entre el Sáhara y Marruecos.

aicha-el-gourgi-y-miquel-iceta.jpg
Aicha El Gourgi y Miquel Iceta en una reunión del PSC en 2019.

Su polémica campaña para el 20-N

Aicha El Gourgi provocó una gran polémica en la comunidad marroquí de Cataluña en noviembre de 2019 por su forma de pedir el voto para el PSOE para las elecciones generales del 20-N. De hecho, fue acusada por algunos de sus compatriotas de "utilizar el derecho constitucional español como arma electoral para atraer los votos de la comunidad española de origen marroquí".

El Gourgi pedía el voto para los socialistas a través una carta en sus redes sociales: "Vuestro voto es muy importante para el futuro de nuestros hijos e hijas. Vuestro voto es una garantía para un gobierno que lleve adelante una agenda de cambio reformista. Vuestro voto ofrece el derecho a un sistema de salud moderno y reforzado, elemento transversal de todas las políticas municipales. Vuestro voto conforma una sociedad donde la igualdad de género ya no esté en duda, al igual que la igualdad de trato. Vuestro voto impulsa un proyecto de justicia social. Vuestro voto permite respetar las diferencias culturales que constituyen la base del bienestar en todas las sociedades. Vuestro voto es clave para vivir mejor en España en una sociedad de convivencia y de coexistencia. ¡No dejéis que los populistas y los xenófobos decidan por vosotros! ¡Votad al PSOE!".

Algunos miembros de la comunidad islámica catalana afirmaron que la manera de pedir el voto para el PSOE de El Gourgi era "cutre, barata y patética". Otros se preguntaban irónicamente si "¿La Constitución española permite que los partidos extranjeros interfieran en los asuntos internos e influyan en el votante para que vote sobre uno de los partidos españoles?". "La Unión Socialista de las Fuerzas Populares de Marruecos quiere participar en las negociaciones para formar el gobierno español", añadían.

A continuación