Alejandro Fernández avisa de que un tripartito sería la "alianza de la supervivencia" de Sánchez

Almeida acusa al PSC de hacer un "cordón sanitario" al PP desde el Pacto del Tinell de 2003.

LD/Agencias

El candidato del PP a las elecciones catalanas, Alejandro Fernández, ha advertido este sábado de que la conformación de un tripartito entre ERC, PSC y los comunes tras los comicios sería una "alianza de la supervivencia" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En un acto en lo alto de la Torre Collserola, en Barcelona, ha de alertado que "no hay cambio que valga en que el PSC tenga la llave, porque siempre que la ha tenido ha pactado con ERC", alegando que un nuevo tripartito de izquierdas profundizaría en los conflictos generados por el independentismo, según él.

Ha afirmado que el candidato Salvador Illa, como secretario de organización del PSC, le "mandó a paseo" cuando le llamó para plantearle un pacto en ayuntamientos como Badalona y Casteldefels, donde el PP había ganado las elecciones municipales.

El popular ha asegurado que, si gobierna, situará Cataluña como motor económico de España, y ha bromeado junto al secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida: "Estáis haciendo las cosas bien, habéis cogido el liderazgo de la economía española, pero va a durar poco".

También se ha comprometido a "rodearse de los mejores" en la parte técnica de la pandemia, la de la recuperación de la crisis económica

"Modestamente creo que sí puedo aportar en unir a la ciudadanía de Cataluña, trasladarles un mensaje de esperanza, de convivencia. Ahí sí que voy a aportar lo mejor de mí mismo", ha dicho.

Cordón sanitario a Madrid

José Luis Martínez-Almeida ha acusado este sábado al PSC de hacer un "cordón sanitario" a su partido desde la conformación del primer tripartito, en 2003, y lo ha señalado como el principal enemigo.

En un acto de apoyo al candidato a las elecciones catalanas Alejandro Fernández, Almeida ha definido el Pacto del Tinell (del tripartito) como una alianza "que no llamaba precisamente a la concordia y a la convivencia".

"Alguno se preguntará si podemos entender que el PSC quiere pactar con el ámbito constitucionalista en Cataluña cuando ya en 2003 apartó de cualquier pacto al PP", ha razonado.

El alcalde ha asegurado que el candidato socialista, Salvador Illa, quiere reeditar ese tripartito tras el 14F pactando con ERC y los comunes: "Cuando Illa dice 'hagámoslo', pregúntate ¿qué? ¿Seguir en la deriva del Pacto del Tinell? ¿Pactar con los que van a volver a hacerlo?".

Almeida ha asegurado que Illa "sabe de impuestos lo que sabe de sanidad: absolutamente nada", y ha criticado que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, hiciera este viernes una visita de campaña a Cataluña.

El primer edil madrileño ha dicho que su objetivo es "superar la época de división" entre Madrid y Barcelona, ya que la capital mediterránea y la capital de Iberoamérica deben trabajar unidas, para generar concordia y entendimiento, según él.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, también ha alertado sobre la posibilidad de un nuevo Gobierno de izquierdas: "No permitamos que la asociación de Illa y ERC nos traiga una segunda ola del tripartito de caos, de enfrentamiento y de falta de prosperidad".

Además, ha asegurado que esa alianza va ligada a la mesa de diálogo entre gobiernos: "Es la despedida de soltero del tripartito, es la liturgia previa al enlace del tripartito entre ERC y el PSC".

García Egea también ha criticado al candidato del PSC en tanto que exministro de Sanidad: "Lamentablemente, ningún español espera ya nada bueno del Gobierno en la lucha contra la pandemia. En Cataluña se traduce en que ningún catalán espera nada de Illa".

El número dos del PP ha sostenido que el voto al socialista "irá a proteger a los okupas y no a los propietarios, irá al caos de tráfico que vive hoy Barcelona, a no fomentar la convivencia sino todo lo contrario".

De forma paralela, ha considerado que las papeletas para Vox pueden acabar "dándole 140.000 millones de euros en manos de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez para gastar sin ningún tipo de control", en referencia a la abstención de los de Santiago Abascal en la votación del decreto de fondos europeos en el Congreso.

Los votos para el PP, en cambio, son votos "seguros", ha dicho García Egea, y que se destinarán a bajar impuestos, eliminar burocracia y proteger a los propietarios.

Además, ha dicho sentirse como un independentista desde el mirador de la Torre de Collserola, rodeado este sábado por una intensa niebla: "En una nube, sin ver lo que hay 5 metros más allá, sin ver lo maravilloso que es tender puentes".

A continuación