Play

Santiago Abascal: "Los cabecillas de las redes sociales han comenzado a protagonizar una ola de terrorismo global"

El líder de Vox analiza en la entrevista en Libertad Digital el peligro de las Big Tech y el poder que tienen.

Maite Loureiro

Santiago Abascal analiza durante la entrevista para Libertad Digital, el papel de las Big Tech, el poder que ejercen o el peligro que pueden suponer para la libertad de expresión, después de que decidieran cerrar las cuentas de Donald Trump en Twitter o Facebook.

Lo ocurrido en EEUU ha puesto de relieve el problema de las Big Tech y la libertad de expresión. Las redes sociales fueron un altavoz para Vox cuando no tenía presencia en los medios ¿Qué ha cambiado?

Para Vox las redes sociales han sido muy importantes, hoy tenemos el liderazgo de influencia en Twitter, Facebook e Instagram. Nos ha permitido conectar con gran parte de la población joven, que hoy es uno de los más importantes graneros de Vox. Quizá por eso los globalistas, aquellos que tienen el poder de determinar qué se puede decir y qué no en las redes, han decidido comenzar con la censura. Si hay cuatro millonarios que pueden decidir qué es lo que está bien y mal, qué es verdad y mentira, y pueden amordazar a personas que tienen los derechos intactos en sus países, ¿para qué sirven los Estados de derecho, las soberanías, las democracias, los jueces, si Zuckerberg va a decidir quién puede o no hablar?

¿Está en juego la libertad de expresión?

Han demostrado que están dispuestos a amordazar a un señor con 75 millones de votos en su país, que ha obtenido el mayor respaldo electoral que ha tenido un presidente saliente, y sin embargo mantienen intactas las cuentas de los castristas, chavistas, islamistas, del presidente de una dictadura como China. Los cabecillas de las redes sociales han comenzado a protagonizar una ola de terrorismo global para atemorizar a la gente. Han demostrado que no se oponen a los fundamentalismos o los totalitarismos, no se oponen a que un individuo como Otegi pueda bramar en las redes sociales y soltar toda su porquería, y sin embargo a quien definen como populista, lo pueden censurar.

¿Habría entonces que cancelar esas cuentas?

Yo no quiero ser el protagonista de la censura, cada país tiene que decidir según su Constitución, según sus leyes, cuáles son las libertades públicas. Si en EEUU hay unas libertades públicas no puede venir una empresa a limitarlas. Si una empresa privada decide amordazar a un individuo, tendrá que tener algún tipo de sanción. Hay que empezar a hablar de qué medidas toman los Estado-Nación para proteger a sus ciudadanos frente a unas empresas que han convertido sus redes sociales en prácticamente imprescindibles para la vida de las personas, y ahora deciden amordazar a determinadas personas por decir cosas que no son ilegales en sus países. Si estas empresas se convierten en árbitros, se convierten en responsables de aquello que no censuran.

santiago-abascal-vox-220121-dsc6219.jpg
El líder de Vox, Santiago Abascal, fotografiado en su despacho del Congreso de los Diputados. | D.A.

¿La solución es legislar?

Hay que legislar contra esas empresas que hoy protagonizan el totalitarismo global.

Defienden la libertad de expresión pero siguen vetando en su sede a determinados periodistas.

Nosotros no hemos impedido la entrada a periodistas en nuestra sede, son activistas, gente que se dedica a la política, a difamar a Vox y a atacarnos. En nuestra sede no tenemos ninguna obligación de permitir la entrada de determinados activistas de la extrema izquierda, sean del diario que sea, y vamos a seguir manteniéndolo para defender los derechos y la dignidad de quienes han confiado en nosotros. Que El País diga que a Vox se le debe silenciar, se le debe aplicar un cordón sanitario, es algo que todos ven bien, los partidos políticos, las asociaciones de la prensa…hay una doble vara de medir, pero nosotros no nos vamos a achantar, no les va a valer acallarnos en las redes sociales, los medios de comunicación, ni ningún sitio.

Si gobiernan, ¿mantendrán ese veto?

En las instituciones públicas no podemos hacer eso, podemos hacerlo en nuestra casa. El día que Vox alcance el poder, que será más pronto que tarde, tendrá que atender a todos los medios de comunicación en las ruedas de prensa, pero los insultos y las mentiras las contestaremos como merecen.

santiago-abascal-vox-220121-dsc6104.jpg
El líder de Vox, Santiago Abascal, fotografiado en su despacho del Congreso de los Diputados.
A continuación