La Generalidad permite los cortes separatistas de la Meridiana pese a incumplir sus normas contra el coronavirus

La administración autonómica hace la vista gorda con los independentistas que se concentran todas las noches en la Meridiana para impedir el tráfico.

Pablo Planas (Barcelona)

El colectivo Meridiana sin Cortes —que trata de poner fin a las manifestaciones separatistas que cortan cada noche las entradas y salidas de Barcelona en esa vía del norte de la ciudad— ha denunciado que la Generalidad permite las concentraciones a pesar de que vulneran las normas de prevención contra la pandemia del coronavirus.

Según esta organización, desde principios de septiembre del año pasado se han celebrado más de cien concentraciones independentistas en la confluencia de la avenida Meridiana con el paseo Fabra i Puig que no sólo han afectado la libre circulación de miles de personas sino que se han llevado a cabo sin cumplir las medidas sanitarias preceptivas.

En concreto, la manifestación se lleva a cabo a menos de quinientos metros de una residencia de ancianos y de un centro de atención primaria, no es una concentración estática, se usan pancartas y otros objetos compartidos, se han llegado a realizar hasta barbacoas cuando el consumo de alimentos está prohibido y no se reserva un carril de metro y medio para el acceso a los vecinos de la zona.

Para tratar de paliar el grosero incumplimiento de las normas, la propia Generalidad ha revisado el criterio respecto a la distancia entre la concentración y los centros sociosanitarios, pasando de quinientos a doscientos metros la distancia de seguridad, pero aún así se sigue incumpliendo la norma porque la residencia de ancianos se encuentra a 150 metros del punto donde se suelen reunir los separatistas.

A la vista de estos hechos, Meridiana sin Cortes exige que "se depuren las responsabilidades de las autoridades que han puesto en riesgo la salud pública de una manera tan contumaz y reiterada al tiempo que solicitamos nuevamente que se haga compatible el derecho de reunión con la libertad de tránsito y la preservación de la salud pública".

A continuación