"Se rumorea que Sánchez planea nombrar a Simón candidato a la alcaldía de Madrid"

Comienza el año con una buena noticia. Illa deja el ministerio de Sanidad. Y Reino Unido invade Gibraltar.

Pilar Díez

El Mundo

"Dos de cada 3 votantes del PSOE se oponen a Bildu y los indultos". O lo dicen para quedar bien, pero seguirán votando al POSE. "La encuesta de final de año de Sigma Dos para EL MUNDO revela que la concesión del indulto a los presos del 1-O no cuenta, ni de lejos, con el apoyo de la sociedad española", dice el editorial. "A pesar de esta rotunda contestación social, el Gobierno parece decidido a usar esta medida de gracia como moneda de cambio en los cambalaches de Sánchez con el independentismo en aras de atornillar su permanencia en La Moncloa". ¿Y por qué no? Ninguna de las tropelías que ha cometido le ha pasado factura, cada día acumula más y más poder. "Sánchez debe escuchar el clamor de la ciudadanía", dice. Sánchez hará lo que le venga en gana, más vale ir haciéndose a la idea.

Dice Anson que "no existe un solo motivo serio para otorgar a los encarcelados la gracia del indulto, entre otras razones, porque no solo no se han arrepentido del delito cometido sino que han afirmado, con el mayor descaro, que volverán a hacer lo mismo, es decir, a intentar de nuevo el golpe de Estado". "Estamos ante una gravísima indecencia política". ¿Sánchez e indecencia política? No, eso no puede ser Anson, un hombre tan respetable, tan fiel a su palabra. Imposible.

El País

"España y Reino Unido negocian un acuerdo de cooperación militar tras el Brexit". Puf, se quedan con La Línea y toda la costa gaditana, al tiempo.

José Marcos analiza la operación Illa. "El PSC de los cuatro puntos cardinales". "La designación de Illa es arriesgada, con la campaña de vacunación apenas iniciada y la amenaza inminente de una tercera ola de la pandemia, pero si hay algo que destacan en el PSC y La Moncloa es su perfil como gestor y una transversalidad que puede terminar decidiendo el próximo Govern". ¿Su perfil como gestor? No será como ministro de Sanidad, qué alivio su marcha, un atisbo de esperanza para salir vivos de la pandemia.

"El doctor en Sociología e investigador principal de Metroscopia remarca cómo la aprobación de la labor de Illa durante la pandemia se ha mantenido con una aprobación muy buena, hasta llegar a ser del 65% en noviembre en Cataluña. En el conjunto de España era del 51%". Pues sí que son raros los catalanes, siempre en cabeza de contagios y la ruina total. En el conjunto de España parece que hay más sensatez, la mitad deplora la mentira criminal de las mascarillas. Hala, con Dios, que le vaya bonito en Cataluña.

ABC

"Sánchez recurre la sentencia que le obliga a informar sobre el Falcon". ¿Pero que le pasa a este hombre con el dichoso avión? Dice el editorial que "lo correcto en un sistema democrático sería que el presidente del Gobierno acatara la resolución judicial y no usara a la Abogacía del Estado para combatir la decisión de un tribunal que aplica la ley de transparencia de las administraciones públicas". "No se trata de que a Sánchez le guste o no dar explicaciones. Esto es irrelevante. Simplemente debe darlas", y esta resistencia numantina es muy sospechosa.

"La alergia de Sánchez a informar sobre sus vuelos en el Falcon es un vivero de sospechas. Se equivoca con su estrategia de enroque, porque si nada tiene que ocultar está perdiendo la ocasión de ser el líder democrático que vende su propaganda y desmiente su propia realidad". Como un crío aferrado a su juguete.

Juan Pablo Colmenarejo analiza el tema Illa. "Las vacunas de Illa rentan más que los bailes de Iceta". Este pobre siempre se queda a las puertas de todo. "Las elecciones autonómicas en Cataluña anclarán la legislatura y despejarán dudas. Cs puede perder dos tercios de sus diputados abriendo la puerta a una desbandada en toda España hacia el PP, aunque también en dirección al sanchismo. De la espantada puede salir, en primavera, la convocatoria de elecciones anticipadas en alguna que otra autonomía, fruto de la consolidada bronca a botellazos en la que va a seguir el centro-derecha, también en este 2021". Tampoco hay que sobrevalorar lo que suceda en Cataluña, no es más que una región española como todas.

La Razón

"El bloque de derechas se acerca a la mayoría absoluta". "La izquierda cae, pero seguiría en Moncloa con independentistas". ¿Entonces de qué mayoría absoluta hablamos? Vaya basura de encuesta. Dice el editorial que "es obvio que, pese a los discursos grandilocuentes huérfanos de todo vestigio de autocrítica, el gobierno, los dos socios, ha cometido demasiados estragos contra el interés general como para no padecer desgaste". "Mientras el Ejecutivo se debilita, la oposición se robustece. La estrategia del PP de Pablo Casado saldría respaldada", "la alternancia no es una posibilidad remota, pese a las profecías del vicepresidente Iglesias". El moñas no ha dicho que sea una posibilidad remota, sino que la derecha no volverá a gobernar jamás.

Jesús Amibilia se chotea de lo de Illa. "Pedro Sánchez, el gran creador de nuevas estrellas, lo ha convertido en candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña". "Nadie supo que debajo del disfraz de Caballero de la Triste Figura se encontraba Illa. Con el lanzamiento al estrellato de Illa, Sánchez se consagra como el gran promotor de nuevas figuras de la política". Y, agárrense los machos, "se rumorea que ahora proyecta convertir a Fernando Simón en tertuliano estrella de Sálvame, primer paso hacia su candidatura a la alcaldía de Madrid". Y a Jorge Javier lo pondrá al frente del Alertas Sanitarias. Oiga, con este elemento nada es descartable.

A continuación