Andalucía pide un "cortafuegos" para la cepa británica en Gibraltar y el Gobierno se lava las manos otra vez

El Gobierno culpa a la Junta de no haber cerrado Campo de Gibraltar "con mucha más antelación" mientras el Peñón decreta el confinamiento general.

Libertad Digital

El consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, ha reclamado este sábado al Gobierno que ponga "un cortafuegos" y refuerce los controles sanitarios para evitar que la entrada de la nueva cepa de covid-19 a través de Gibraltar desencadene una tercera ola en Andalucía y en el resto de España.

Bendodo, ha advertido de que los casos de covid han aumentado notablemente en el Campo de Gibraltar, lo que ha llevado a que este sábado se haya reunido de urgencia el Comité de Expertos que ha decidido el cierre perimetral de ocho municipios de la comarca: La Línea de la Concepción, Algeciras, Los Barrios, Castellar de la Frontera, Jimena de la Frontera, San Martín del Tesorillo, San Roque y Tarifa.

La respuesta de Gobierno es que la Junta de Andalucía debería haber adoptado el cierre perimetral de los municipios de Campo de Gibraltar, "con mucha más antelación". Según la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, el gobierno andaluz "en este caso lo que tiene es que seguir cumpliendo y tomando las medidas sanitarias que son de su competencia y quizá deberían haber tomado estas medidas con mucha más antelación y haber restringido la movilidad en esta comarca si valoraban que estaban subiendo los casos y la incidencia".

Ha recordado medidas adoptadas por el Gobierno en la comarca, como exigir una PCR negativa para entrar en España por parte de los países en riesgo sanitario, como es el Reino Unido, y ha señalado que, desde el Ministerio del Interior, "desde el 22 de diciembre, se ha restringido el acceso terrestre por la frontera de Gibraltar a todas las personas que no sean residentes legales en España, en Gibraltar o trabajadores transfronterizos".

Gibraltar decreta el confinamiento general

El propio ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha reconocido en un comunicado que los ciudadanos del Peñón están viajando a España sin ningún tipo de traba: "Mientras estamos tomando medidas aquí, hemos visto a algunos residentes en Gibraltar que han decidido viajar a España".

Este sábado el Gobierno de Gibraltar ha decretado el confinamiento general de su población por un periodo de catorce días, después de las cifras de contagios "notablemente altas y preocupantes" registradas en los últimos días, que sitúan los contagios en 973 casos activos. La medida supondrá un confinamiento total de 24 horas, por lo que los gibraltareños sólo podrán salir de sus casas para trabajar, hacer compras esenciales o pasear con niños.

Estas medidas se suman a otras adoptadas ya como el toque de queda o el cierre de los comercios no esenciales, una situación que viene provocada porque "el virus se está propagando más rápido de lo que podemos controlarlo y no podemos permitir que esta presión aumente hasta el punto del colapso".

Picardo ha reconocido que a esta situación "no ha ayudado que, mientras estamos tomando medidas aquí, hemos visto a algunos residentes en Gibraltar que han decidido viajar a España".

Sobre la presencia de la cepa británica, Picardo ha señalado que "el comportamiento del virus, con una infecciosidad tan masiva, sugiere que estamos ante la nueva variante más infecciosa, pero no podemos confirmarlo genéticamente".

A continuación