"Alarma" e "indignación" en el Gobierno por la campaña del Gobierno contra el Rey

Acabamos la semana pasada a vueltas con el emérito y empezamos esta exactamente igual.

Pilar Díez

El Mundo

"Pablo Casado aplaza la pugna del PP de Madrid ante el tirón de Isabel Díaz Ayuso". Santiago González ve en Ayuso a "una segunda Cayetana". Pues viendo cómo ha terminado Cayetana yo me preocuparía. "Ayuso no es Cayetana, pero sí es una gestora eficaz de la pandemia, pese a la inquina que la izquierda ha sembrado contra ella, no hay más que analizar a esa pareja cómica que forman Salvador Illa y Fernando Simón, sus mentiras contra la Comunidad, invocando el dictamen de un inexistente comité de expertos, leer El País o asomarse a las redes sociales". O platicar con algunos de tus amigos, no solo de izquierdas. "Confesaré que en ella sólo aciertan a producirme perplejidad algunos de sus atuendos". Cierto, tiene un fondo de armario de lo más original.

"Pero a lo largo del tiempo sus decisiones han sido acertadas, llenas de sentido común y muy especialmente de coraje. Es una mujer que no se arruga ante la cuadrilla gubernamental y que tiene una idea clara y práctica de las cosas". Eso sí, podía darle una segunda pensada a algunos de sus discursos. Hay algunos jardines en los que se podía ahorrar entrar.

"Malestar en la Magistratura y la Abogacía por "el circo" del Pazo de Meirás". Comparado con la exhumación podríamos decir que lo han hecho con clandestinidad. Dice Federico Jiménez Losantos que "la imagen más abominable de corrupción político-judicial es la de la entrega ante cien fotógrafos de las llaves del Pazo de Meirás por la juez del caso a la abogada del Estado, que despreció ritualmente a los Franco, sonriendo como si hubieran tomado el Alcázar de Toledo. Esa perversión de la ley, obscena en los políticos, es intolerable en funcionarios, y más sin sentencia firme. Si hubiera justicia en España, que queda menos que decoro, la sentencia les obligaría a devolver las llaves a sus legítimos dueños, antes del justiprecio a que tienen derecho".

Lucia Méndez cuenta que "hay inquietud, preocupación y alarma —en el Gobierno y también en la oposición—" con el incordio del emérito. "Se echa basura contra el rey emérito, hay una campaña desatada e irresponsable de Podemos, y lo peor es que el rey Felipe no tiene mucho margen de maniobra para minimizar los daños a la institución", le dicen en el Gobierno olvidando que Podemos es el Gobierno.

También le ha hecho creer a Lucía que Sánchez ha dado "una respuesta explícita y contundente a la intensa campaña contra la Monarquía impulsada por el socio de Gobierno del PSOE". Cuando rompa con los socios que le iban a quitar el sueño le creeremos… o no.

"El vídeo elaborado por Unidas Podemos en el que se relaciona la Monarquía española con los narcos colombianos ha causado auténtica indignación en una parte del Gobierno y de las otras instituciones del Estado". "Están llegando muy lejos en su campaña contra el Rey, y en el intento claro por parte de Iglesias de debilitar la figura del presidente del Gobierno y de echarle pulsos a diario. Para mucha gente, es difícil de entender que no se le paren los pies, señala el sector del Ejecutivo más enfadado con la actuación de Unidas Podemos". ¿Para cuándo un vídeo de Podemos, con Iglesias, Neurona, Echenique, el caso Dina, el régimen iraní, la dictadura venezolana, y con música de El Padrino? "El presidente del Gobierno está totalmente volcado en respaldar al Rey". Hala vete, Lucía, si le hemos visto zancadillear al Rey siempre que ha podido. ¿Crees que se nos ha olvidado la humillación de prohibirle ir a Barcelona?

El País

"Ofensiva del Gobierno para reforzar su agenda social frente al PP". En concreto, "leyes de eutanasia, educación, reforma del Poder Judicial y la investigación del caso Kitchen sobre la corrupción en Interior". ¿Y qué tienen de social el Poder Judicial y la Kitchen, si se pude saber?

Dice Mariola Urrea que "el comportamiento de don Juan Carlos como Rey no se ha acomodado a las exigencias que impone la dignidad que exige ser el titular de la Corona, ni siquiera en su variable de emérito". Pero ella tiene la solución. "La única estrategia válida que, a mi juicio, admite la compleja situación por la que atraviesa la Corona pasa por incrementar de manera notable los controles con el propósito de desincentivar que la persona se aparte de los códigos requeridos en función de la representación que ostenta y, de ocurrir, se pueda intervenir a tiempo". Genial, oye, realmente genial, una estrategia que no puede fallar. "Y, no, don Juan Carlos no debería considerar la opción de regresar a España, al menos de momento. No puede hacerlo si, además de su persona, todavía le importa algo la institución". Pues mira, ahí estamos de acuerdo. Hasta Almudena Grandes tiene un momento de lucidez. "El regreso de Juan Carlos no parece la solución más inteligente. Quienes alientan y aplauden su regreso pueden acabar haciéndole más daño que beneficio" a la Corona. "Pero, en fin, ellos sabrán".

Decía ayer Cué, que parece que le quiere quitar el cargo a Echenique, que "a La Moncloa le preocupa que la Monarquía pueda quedar vinculada a la derecha. Las tensiones más fuertes son con Unidas Podemos. De hecho hay ministros de este sector, como Alberto Garzón, que nunca han acompañado al Rey en sus actos". Garzón, Garzón, ¿quién es Garzón? Ah, sí, uno de los siervos de Iglesias al que ha regalado un ministerio de chichinabo. Don Felipe puede estar agradecido de no haber tenido que soportar su compañía.

ABC

"Transparencia planta cara al Gobierno por ocultar su gestión de la pandemia: debe informar inmediatamente". ABC libra en solitario su particular batalla con este asunto. El gobierno socialcomunista "ha hecho del silencio, alternado con la mentira, un método de gobernar, en paralelo a un miedo mal disimulado a que queden al descubierto sus carencias en la dirección política del país durante la crisis sanitaria", dice el editorial.

"Estas apuestas del Gobierno de socialistas y comunistas por la clandestinidad no son episódicas ni anecdóticas. Representan una visión de cómo dirigir un país con pulsiones autoritarias". "El declive de la democracia española es preocupante".

Juan Pablo Colmenarejo dice que "sin la Corona, no hay Constitución. El temor se extiende con la endeble y tibia defensa que el presidente Sánchez hace de la Monarquía constitucional, sometida a los temblores sísmicos de las inquietantes finanzas personales del anterior Rey, cuyo legado político, la vigente democracia, hay que proteger como si fuera una especie en extinción. Iglesias va al derribo. A Sánchez le da igual, mientras no le incluya en la jugada". Ya le llegará su hora.

La Razón

Marhuenda defiende al emérito contra viento y marea. "A estas alturas sabemos que don Juan Carlos cometió graves errores y no hizo frente a sus compromisos con Hacienda. Nada demuestra las barbaridades que estamos leyendo o escuchando sobre una fortuna de miles de millones". No te mojes mucho Marhu, con el emérito mejor no arriesgar.

El "cortafuegos es una majadería". "Es inconsistente la idea de los antaño periodistas juancarlistas de abrir en canal al viejo rey para salvar al actual. No les importa la presunción de inocencia ni que suframos una campaña desde Podemos y los independentistas para acabar con la Corona". "La izquierda radical lo quiere en la cárcel", dice piadoso. La izquierda radical lo quiere en la guillotina. "Incinerar al padre para salvar al hijo debilitaría la Monarquía y no pararía la ofensiva podemita". Cierto, la ofensiva podemita solo se puede parar echando a Podemos no ya del gobierno, del país. O meterlos a ellos en la cárcel por alta traición.

Carmen Morodo se convierte en una gran admiradora de Ayuso. "Isabel Díaz Ayuso cabalga cada vez con más fuerza", dice. "Cuanto más la convierte la izquierda en la 'bestia' a batir, más fuerte la hace. La izquierda esta dándole el triunfo en las próximas elecciones autonómicas", "Ayuso está reconstruyendo la fuerza del liderazgo popular de Esperanza Aguirre". Y curiosamente, con la misma estrategia, tratándola de tonta del bote.

Pero ojo, que "contra Ayuso susurran al oído de Casado desde Génova para convencerle de que no debe darle tanto margen" y le dicen que es un "peligro" aquel que le mueve los hilos a la presidenta". Puf, Morodo, no hace falta ponerse tan misteriosa. Que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, no puede ver ni en pintura a Ayuso ni a su jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, y está todo el día metiendo cizaña a Casado para que le haga a la presidenta una cayetanada. Ya nos lo contaste en una crónica hace un par de semanas.

A continuación