La Plataforma per la Llengua, aterrada: acusa a TV3 de "castellanización"

La organización que vigila los patios de las escuelas alerta sobre supuestos contenidos en español en la televisión autonómica.

Pablo Planas (Barcelona)

"Paremos la castellanización de TV3". En la Plataforma per la Llengua, la organización que ejerce de comisariado lingüístico de la Generalidad, están aterrados. El español se está colando en la televisión autonómica, según dicen. Y llaman a revertir ese proceso. "Cada vez hay más contenidos emitidos en la televisión pública de Cataluña que no son en catalán. Esta situación se ha ido agravando progresivamente hasta el punto de que nos preocupa profundamente que TV3 olvide uno de los principios fundacionales de la cadena: el de difundir y promocionar la lengua catalana, tal como recoge la ley 7/2019 (que modifica la ley 11/2007) que actualmente rige la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales". Así reza un comunicado de esta entidad en el que se piden firmas para frenar una más que dudosa deriva "castellana" de la televisión del proceso separatista.

La Plataforma per la Llengua no está conforme con que en algunas series haya personajes que mezclan el catalán con el español o que participen en los programas personas que usan el español en sus intervenciones. Son casos minoritarios, pero la Plataforma, centinela del idioma llamado "propio" de Cataluña, asegura que "esta deriva lingüística hacia una presencia menor del catalán se observa en diversos programas como Polònia, Alguna pregunta més?, Preguntes Freqüents o la serie Drama, por poner sólo unos ejemplos. Además, con frecuencia aparecen expertos en un tema que hablan en TV3 en castellano cuando está la opción de escoger expertos de expresión catalana. Cuando no hay la opción de elegir, TV3 también ignora los sistemas habituales en los medios de comunicación que permitirían el uso normal del catalán. Uno de los últimos casos graves ha pasado en el programa Preguntes Freqüents del sábado 11 de julio, que "ante entrevistados que hablaban en castellano no se utilizó la traducción simultánea y la lengua empleada fue directamente el castellano".

Un auténtico horror según la perspectiva de la Plataforma, que considera que "las intervenciones que no son en catalán, sean del formato que sea (entrevistas, declaraciones, diálogos...) deberían, al menos, subtitularse en catalán".

La Plataforma per la Llengua adquirió notoriedad hace unos meses porque algunos de sus comisarios lingüísticos voluntarios se dedicaron a espiar a los niños en los patios de los colegios para saber en qué idioma jugaban. Según los datos que recabaron (y que no han sido contrastados), el idioma mayoritario fuera de las aulas era el español. Con ese argumento y con la palanca de la ley Celaá, que elimina el carácter vehicular del español en la enseñanza, acaban de reclamar que se prohíba a los niños utilizar ese idioma en los comedores, gimnasios y patios escolares.

En la entidad afirman también que ha bajado el uso social del catalán un 10% en los últimos quince años y que sólo 19,6% de entre 15 y 29 años de la población de Barcelona tiene el catalán como lengua habitual. Es el preludio para una nueva campaña para erradicar el español de Cataluña.

A continuación