La AVT denuncia una trama de falsos arrepentimientos de etarras para facilitar acercamientos

Creen que es parte de un pacto "presos por Presupuestos". Interior les informa del acercamiento de otros seis terroristas de ETA.

J. Arias Borque

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha denunciado este viernes una trama de falsos arrepentimientos de terroristas de ETA que cumplen condena con el objetivo de facilitar que los mismos sean trasladados con mayor facilidad y rapidez hasta centros penitenciarios más cercanos al País Vasco y Navarra a aquellos en los que están cumpliendo sus penas en estos momentos.

La asociación de víctimas asegura que hay "una estrategia orquestada por los abogados de los etarras para hacerles firmar cartas de falso arrepentimiento para así tramitar con el Ministerio del Interior su traslado a cárceles próximas al País Vasco. Esto no haría más que confirmar lo que venimos denunciando desde 2018 que es la utilización de supuestos arrepentimientos de formulario para enmascarar una cesión a una reivindicación histórica de ETA".

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, consideran que los números traslados de presos de la organización terroristas que se vienen produciendo en los últimos meses es parte de un acuerdo de "presos por Presupuestos" alcanzado entre el Gobierno de Pedro Sánchez y EH Bildu, la coalición electoral que integra en su seno a los herederos de Batasuna-ETA.

Denuncia que el Ministerio del Interior les ha informado este viernes del cambio de centro penitenciario de otros seis terroristas de ETA, que dejarán las prisiones del centro-sur de España donde se encuentran para trasladarlos a cárceles de la mitad norte de España. Se trata de Jesús María Altable Echarte (participó en el asesinato de Luis Ollo Ochoa en 1984) o Ángel María Tellería Uriarte (condenado por el asesinato de María José García Sánchez en 1981).

También cambian de prisión Jon Mirena San Pedro Blanco (participó en el intento de asesinato de un policía nacional en 1991), Jon Crespo Ortega (condenado por terrorismo callejero y por colocar varios artefactos explosivos), Jon Echeverría Oiarbide (estaba a cargo de un depósito de armas y explosivos que ETA había montado en Portugal) y José Carlos Apeztegía Jaca (fue condenado por pertenecer a la estructura de extorsión de ETA).

A continuación