'El País' echa la bronca a Iglesias y llama a Podemos "tercermundista"

La prensa elucubra sobre las relaciones entre Sánchez e Iglesias, entre Sánchez y Casado, entre Sánchez y su partido.

Pilar Díez

El Mundo

"Pedro Sánchez, el 'Rey Midas' de Europa: nadie concentra tanto control sobre los fondos". Dice el editorial que otros países "han establecido o bien mecanismos de control, tan necesarios, o bien organismos y comités de asesoramiento técnico independiente a sus Ejecutivos". Aquí Pedro y Pablo harán de su capa un sayo y repartirán la pasta entre sus amiguetes.

"Preocupa que Sánchez vaya a controlarlo todo él solo con sus ministros, tarea hercúlea que despierta lógicos recelos". "Visto cómo se han negociado los Presupuestos Generales del Estado, regando de prebendas al independentismo, cabe temer lo peor en el reparto, que debe hacerse conforme a criterios equitativos y razonables y no para premiar o castigar con criterios partidistas y sectarios". ¿Acaso Sánchez sabe hacer algo que no responda a sus intereses partidistas y sectarios?

"Nos puede salir muy caro que algunos consideren que están para pagar su juerga y no para sanear la economía, modernizarla y hacerla más competitiva, lo que pasa indefectiblemente por acometer las reformas estructurales más urgentes". Si Europa da dinero a semejante bribón sin ponerle condiciones que luego no pida cuentas.

Federico Jiménez Losantos comenta el tuit de Ábalos sobre el PP y la Constitución. "El PP podría recordarle a Ábalos que de la AP de Fraga y la UCD de Suárez —sus padres— eran cuatro de los siete padres de la Constitución; uno del PSOE, otro del PCE-PSUC, y Roca; que, en el debate constitucional, Gómez Llorente —del PSOE— defendió la república frente a la monarquía parlamentaria; que el cartel trucado de abstención de AP fue para el referéndum de la OTAN, hijastro del pacto del PSOE con la URSS para sacarnos de la OTAN a cambio de la escisión en el PCE de Ignacio Gallego; y que Fraga redactaba la Constitución cuando Ábalos jugaba a comandante con el M19, la narcoguerrilla comunista que subcontrataba Pablo Escobar. Pero este PP, tan centrado en centrarse, ya no recuerda nada". Está a otras cosas, hombre.

El País

"El PP, dispuesto a renovar el Poder Judicial tras el 14-F si no hay indultos". Hoy, al fin, editorial sobre Venezuela en el que atiza a Zapatero hasta en el cielo de la boca.

"El conato de elecciones parlamentarias empeora cualquier perspectiva de futuro al consolidar la deriva autoritaria del chavismo. Hacen bien en no reconocer los resultados la Unión Europea, Estados Unidos y el Grupo de Lima". Primera bofetada a Zapatero. "La altísima abstención —oficialmente del 70%, pero que podría ser mayor al no haber habido observadores internacionales fiables", otra hostia a Zapatero.

Y a partir de aquí, se desmelena. "Resulta desafortunada la postura del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, que elude subrayar la ausencia de condiciones democráticas en estos comicios y evita denunciar las prácticas abusivas del régimen chavista, mientras reclama a la Unión Europea que reconsidere su actitud en este proceso. Los 27 harán bien en ignorar una advertencia que oculta lo que está sucediendo", toma leche.

"Zapatero, que en cinco años de visitas a Venezuela ha sido incapaz de lograr consensos entre los sectores mayoritarios del país, tiene razón en que la salida a la situación del país caribeño pasará por una negociación. Pero la necesidad de esta no obliga a callar frente a los abusos de Maduro". Se han quedado tan a gusto.

El segundo editorial se lo dedica a Podemos y tampoco es que sea muy cariñoso. Comienza echando la bronca a Iglesias. "No tiene sentido que un vicepresidente del Gobierno como Pablo Iglesias impulse, en discrepancia con la línea oficial del Ejecutivo, prioridades de partido en el ámbito de la política internacional y de las relaciones con Gobiernos extranjeros".

"Las consecuencias de la falta de disciplina del Gobierno son serias. La cacofonía y las divisiones entre sus ministros más relevantes debilitan la credibilidad y la imagen internacional del Ejecutivo. Y todavía más cuando no son producto de una falta de atención, sino consecuencia de la exhibición de una estrategia política —marcar perfil diferenciado respecto al PSOE— durante la negociación de los Presupuestos".

Y termina despreciando a Podemos. "La diferencia de posiciones entre las dos formaciones coaligadas en el Gobierno resulta más que ostensible. Podemos se inspira en el populismo izquierdista latinoamericano frente a la inequívoca matriz socialdemócrata del PSOE. Es una formación con una cierta añoranza del mundo bipolar, en el que el bloque comunista frenaba a la superpotencia americana y atemorizaba a las clases acomodadas de todos los continentes, mientras que el PSOE es un partido que abandonó el izquierdismo antiatlantista y tercermundista hace casi cuatro décadas e incorporó a España a las instituciones europeas". Pablo e Irene se han pillado un cabreo sideral por este editorial. Se ha levantado peleón El País.

ABC

Cuenta Manuel Marín que hay nubarrones en el paraíso monclovita. "La estrategia de Iván Redondo con Pablo Iglesias encrespa al PSOE". Margarita Robles "ya no está en el 'núcleo duro' de algunas tomas de decisión relevantes, especialmente en lo que atañe a alcanzar acuerdos con la oposición. Robles no es partidaria del radical escoramiento emprendido por Sánchez con el separatismo, y los ataques personales que recibe de Podemos son elocuentes en este sentido. Algo similar ocurre con Calviño o con Escrivá", dice. "Carmen Calvo, la figura en la que más se apoyó siempre Sánchez en Moncloa, que viene alertando en privado de los riesgos de conceder tanto poder a Pablo Iglesias por las consecuencias que en adelante puedan deteriorar a la imagen del PSOE".

Pero no saquen el champán, "ni Sánchez ni Redondo están planteándose dar un giro hacia la moderación una vez haya aprobado los Presupuestos". Ni aunque lo dieran. Ni un doble giro con tirabuzón podrá borrar con quién se han pactado los presupuestos. El PSOE es ya tan extrema izquierda radical como Podemos, haga lo que haga el friki de Redondo.

Un sociata viejo lloriquea en el hombro de Ignacio Camacho. "La alianza con Podemos nos ha convertido en un artefacto vacío de ideas y de principios que actúa como una especie de lanzadera del independentismo". Sánchez "ha transformado un partido vivo y crítico en un mecanismo de aclamación y asentimiento". "¿Que qué hacemos nosotros? Pues en el fondo nada, rezongar por lo bajo, cabrearnos… y seguir votándolo". Así nos va.

La Razón

"La tensión Sánchez-Casado acaba con el diálogo de Estado". Cuenta Carmen Morodo que "ya no son diferencias políticas, sino también personales". "Ambos acumulan afrentas personales que trascienden lo político". Según José Ramón Bosch, "Pedro Sánchez es una persona orgullosa que no olvida los ataques personales que Casado le dirigió antes de las elecciones de abril cuando lo llamo felón, incompetente, traidor, incapaz". Las verdades duelen. "Pedro y Pablo parecen enemigos, no se hablan y mantiene una insana lejanía personal". Que medie Iglesias, que es amigo personal de Casado.

El editorial dice que ha sido Sánchez quien ha roto los puentes. "Los pactos de estado que Casado ofreció a Sánchez han sido volados uno a uno". En Ferraz lo consideran un "éxito, aunque sea un rotundo fracaso de Sánchez". "Lo único claro es que Iglesias quiere que se cumpla el objetivo de su programa: que la derecha nunca vuelva a gobernar en España". Para eso Casado no necesita ninguna ayuda, se vale él solito.

A continuación