UPyD se disuelve oficialmente reivindicando la Constitución y la "política de calidad"

La formación no presenta recurso contra la resolución del juzgado de lo mercantil que decreta su liquidación, lo que supone de facto su disolución.

Libertad Digital

Unión Progreso y Democracia (UPyD) ha anunciado este domingo su disolución "tras 13 años de lucha por la regeneración democrática, por el europeísmo y contra la corrupción". La formación decidió ayer no presentar recurso contra la resolución del juzgado de lo mercantil que decreta su liquidación, lo que supone de facto su disolución.

A través de un comunicado, UPyD se ha despedido recordando su papel en la transformación política que ha vivido España en los últimos años y ha destacado lo que considera las tres aportaciones más importantes de su legado político: la ruptura del bipartidismo, la actual agenda política y su lucha contra la corrupción.

La formación recuerda que llegó a obtener "más de un millón de votos y grupo político propio en un contexto de turnismo bipartidista, y abriendo una senda que más tarde completarían otras formaciones".

También destaca que en su momento se anticipó poniendo sobre la mesa temas como "la independencia judicial, la defensa del castellano, la financiación y modelo autonómico, las carencias de sanidad y educación fruto de la heterogeneidad entre CCAA o la ley electoral y la consiguiente sobrerrepresentación de los partidos nacionalistas".

Por último, UPyD también ha recordado "su incansable lucha política y judicial contra la corrupción, a través de su acción parlamentaria y las múltiples querellas que protagonizó, destacando la del caso Bankia, y dando ejemplo al no contar con un solo caso de corrupción en toda su historia, pese a haber tenido representantes a todos los niveles".

UPyD ha querido que este anuncio se realizase el día de la Constitución como "símbolo de su razón de ser en defensa de la regeneración democrática". También ha señalado que "la situación política española, cada vez más polarizada y estridente, han dificultado la consolidación de un centro progresista, transversal y moderado que, sin embargo, sí tiene un espacio político propio entre los españoles".

El comunicado concluye asegurando que "la dirección actual de la formación se compromete a buscar nuevas fórmulas con las que volver a ser una herramienta útil para la sociedad".

A continuación