Casado dice que el PP representa mejor que Sánchez a los "socialdemócratas moderados"

"El PP ahora mismo es la casa común del centro español, en el que creo que hay muchos socialdemócratas", dice.

Libertad Digital

El líder del PP, Pablo Casado, concede este domingo una entrevista a El Mundo en la que define a su partido como "la casa común del centro español", en el que cree que "hay muchos socialdemócratas que sí creen en la unidad nacional, en la igualdad de oportunidades y en la libertad". "Son principios en los que desde hace 70 años se ha construido un consenso europeo. En ese consenso en el que hay un liberalismo económico que permite financiar un Estado de bienestar, ahí nos podemos encontrar", dice Casado, que a preguntas del periodista afirma que "sin duda" el PP representa ahora mejor a los socialdemócratas moderados que Sánchez.

Casado también alude a su enfrentamiento con Santiago Abascal en el Congreso e insiste en decir que no hubo alusiones personales. "Yo nunca hago declaraciones personales sobre otros líderes políticos. No lo hice de Abascal, ni lo he hecho de Rivera o Arrimadas. Ni siquiera lo hago respecto a Sánchez o Iglesias", dice Casado, que sostiene que se limitó a decir que a su partido no se le puede llamar "cobarde". Sobre las alianzas con Vox, Casado insiste en marcar distancias: "Nosotros tenemos muy claro que no somos lo mismo". "El populismo, el antiliberalismo o el proteccionismo contrastan con la política en la que yo creo, que es la de una sociedad abierta, libre, en la que el Estado de Derecho y el pluralismo político son los ejes vertebradores. Ahora, en momentos tan críticos como los que vive España, son las políticas que unen incluso a los socialdemócratas desencantados con Sánchez", apunta.

"Decir que el PP está en el centro no es enfrentarse a ningún otro partido, porque es donde hemos estado siempre" afirma Casado que aclara que no quiere ir al centro en búsqueda de votos, si no que tiene que ir "para que estén los votos en el centro, porque ahora están en los extremos, en la radicalidad, y yo no creo en esa España a garrotazos, bipolar, que es lo que pretenden los radicales extremistas de ambos lados del hemiciclo".

El líder popular dice que las grandes mayorías en España "siempre han sido con partidos de puerta ancha, no de trinchera", y por eso, "no sólo es lo que viene bien ahora mismo al partido, sino que es lo que le viene bien a España".

En la entrevista, publicada en el Día de la Constitución, Casado dice que "la Carta Magna es la consolidación de la reconciliación nacional y del éxito de una democracia y de un Estado de Derecho, que es lo que ahora mismo Podemos, los independentistas y el partido sanchista han puesto en la diana". Es la solución, no el problema, afirma, "somos una nación seria, como las que tienen constituciones centenarias. No les gusta lo que representa la Constitución: la concordia, la pluralidad y el Estado de Derecho".

La ley Celaá es valorada por el líder de la oposición como un ataque a tres cuestiones fundamentales: primero, a la libertad de elección educativa; segundo, a la calidad educativa, eliminando cualquier mérito al esfuerzo y cualquier evaluación de conocimientos; y tercero, rompe la vertebración nacional, en la unidad en materias comunes y en cuanto a la lengua vehicular, que es el español.

Y nosotros, afirma, proponemos tres soluciones: "recurrir ante el Constitucional y Europa; comprometernos a que, en cuanto lleguemos al Gobierno, la derogaremos de inmediato, y mientras tanto las autonomías del PP harán decretos y leyes, si hace falta, para preservar la libertad, la vertebración y la calidad y la equidad también".

Respecto a la especificidad del español Casado señala que hay jurisprudencia sobrada y está convencido de que "el Constitucional defenderá que el español sea lengua vehicular. Es absurdo este debate en el siglo XXI". Con respecto al PSOE, echa en falta que siendo un partido que respetaba la unidad nacional, la construcción europea, los principios constitucionales y la Transición, "no queda ni la rosa" de todo ello.

La reforma del Poder Judicial también es analizada por Casado en la entrevista y al respecto opina que "el PP está garantizando que la independencia judicial se respete. No hay bloqueo del PP; ha bloqueado el PSOE".

"La renovación se tiene que hacer en el Parlamento, con tres quintos. Nuestra petición sigue siendo la misma que registré en el 2018 en el Senado: reforzamiento de la independencia judicial a través de un cambio en la elección de los vocales, yendo al modelo constitucional", añade. "La pelearemos hasta el final y la llevaremos a cabo cuando estemos en el Gobierno", asevera.

Podemos, según Pablo Casado, "no puede pintar nada" porque ataca al Rey y a los jueces, blanquea el terrorismo etarra y quiere la independencia de Cataluña: "Cuatro cosas que van en contra de cualquier renovación institucional".

A continuación