Conde-Pumpido maniobra para que su esposa sea vicepresidenta del Supremo con González Rivas de presidente

Clara Martínez de Careaga es magistrada de la Sala Quinta (Militar) del Tribunal Supremo y vocal del Consejo General del Poder Judicial CGPJ.

Miguel Ángel Pérez

El magistrado del Tribunal Constitucional y ex fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, maniobra para que su esposa Clara Martínez de Careaga se convierta en vicepresidenta del Tribunal Supremo formando equipo con el actual presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas de presidente.

Fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital aseguran que Conde-Pumpido "está tratando de convencer a González Rivas" para que en el caso de que sea elegido el próximo presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, su esposa Martínez de Careaga sea elegida vicepresidente del Alto Tribunal. "Está negociando un acuerdo", aseguran. Recordamos que el presidente del CGPJ ejerce a su vez de presidente del Supremo.

Clara Martínez de Careaga fue nombrada magistrada de la Sala Quinta (Sala Militar) del Tribunal Supremo en julio de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en incorporarse a dicha Sala, donde sigue desempeñando sus funciones en la actualidad. Además, también es vocal del CGPJ desde el año 2013 y pertenece a la asociación 'progresista' Juezas y Jueces para la Democracia.

Tal y como desveló LD, la expresidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, podría ser la candidata "tapada" para optar a la presidencia del CGPJ junto a los favoritos, Juan José González Rivas y Pilar Teso, magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

Las mismas fuentes consultadas por este diario apuntan que al pertenecer Conde-Pumpido al denominado sector 'progresista', fue fiscal general con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, "podría facilitar" la llegada a la presidencia del CGPJ y del Supremo del 'conservador' González Rivas, si a cambio éste acepta que su número 2 en el Supremo sea su esposa.

Mientras tanto, el PSOE y el PP negocian en la actualidad la renovación del CGPJ cuyo presidente, Carlos Lesmes, ejerce el cargo en funciones desde diciembre de 2018. Hace pocos días, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, aseguraba que el acuerdo ya se había alcanzado y que sólo "faltaba anunciarlo". Una afirmación que desmentía el propio vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, así como el PP.

Tras no cumplirse la previsión de anunciar un acuerdo para renovar el CGPJ para el Día de la Constitución, ahora todo parece indicar que la siguiente fecha clave en el calendario para cristalizar el acuerdo entre socialistas y populares podría situarse tras las próximas elecciones autonómicas en Cataluña del próximo 14 de febrero.

La magistrada Martínez de Careaga.

Clara Martínez de Careaga nació en 1959 y es magistrada del Tribunal Supremo desde 2009. Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra, ingresó en la Carrera Judicial en 1983, a los 23 años de edad. Desempeñó sus funciones en los Juzgados de Distrito de Novelda (Alicante), San Lorenzo de El Escorial (Madrid), Vitoria y Madrid. Tras ascender a magistrada en 1987, fue destinada al Juzgado de Primera Instancia número 3, también de Familia, de San Sebastián.

En julio de 1988 fue nombrada magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Territorial de Madrid, siendo la primera mujer que ingresó en esa Sala y la única que se integró en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid al crearse éste en 1989 y desaparecer las Audiencias Territoriales. Después de 21 años como magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior madrileño, en julio de 2009 fue nombrada magistrada de la Sala Quinta del Supremo.

Nombrada por el Congreso vocal del CGPJ en noviembre de 2013, fue designada por el Pleno del órgano de gobierno de los jueces presidenta de su Comisión de Igualdad. También es miembro de la Comisión Permanente de Género y Acceso a la Justicia de la Cumbre Judicial Iberoamericana.

A continuación