El Supremo avala el nombramiento de Alejandro Abascal como magistrado de refuerzo en la Audiencia Nacional

El Supremo desestima el recurso contencioso-administrativo presentado por la titular del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, Rosa María Freire.

Miguel Ángel Pérez

El Tribunal Supremo ha avalado el nombramiento de Alejandro Abascal como magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional al que llegó por segunda vez en mayo de 2019. Su primera etapa en este Juzgado tuvo lugar en el año 2016.

La sentencia de la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, a la que ha tenido acceso Libertad Digital, desestima el recurso presentado por la titular del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, Rosa María Freire, contra la designación de Abascal como magistrado de refuerzo por parte del Consejo General del Poder Judicial CGPJ.

Freire afirmaba en su recurso que debía ser la designada para este puesto ya que el acuerdo del CGPJ que elegía a Abascal no era "conforme a derecho, al ostentar la recurrente méritos preponderantes y más cualificados para la concesión de dicha comisión de servicios que los del candidato seleccionado" y por ello, reclamaba que se anulase. También demandaba una indemnización. La Abogacía del Estado al igual que la defensa de Abascal solicitaban al Supremo que el recurso de Freire fuese desestimado.

Según la sentencia de la que ha sido ponente el magistrado Nicolás Maurandi, "las medidas de refuerzo de los órganos jurisdiccionales intentan conjurar una situación patológica en el sistema judicial, cual es la existencia de órganos jurisdiccionales que, por sus singulares circunstancias de retraso o de carga de trabajo, presentan en su funcionamiento unas graves anomalías que los diferencian, en este sentido negativo, del resto de los juzgados y los tribunales".

"El criterio principal", añade, "para decidir la persona concreta que desempeñará esa medida de refuerzo debe ser aquel que, tras un análisis casuístico de las circunstancias singulares concurrentes en órgano judicial al que vaya referida la medida y en los candidatos, se evidencia como el más adecuado para poner fin a esa situación patológica".

Según la sentencia, "no se trata de designaciones que encarnen una promoción profesional, sino de soluciones extremas para atajar situaciones de especial gravedad en nuestro sistema judicial que eviten, lo antes posible y de la manera más eficaz, las disfunciones del órgano jurisdiccional al que está referida la medida de refuerzo. Y así ha de ser porque lo prioritario debe ser poner fin lo antes posible al grave quebranto del derecho a la tutela judicial efectiva que supone para la ciudadanía la permanencia o continuidad de esas disfunciones".

"No puede entenderse que el Consejo haya utilizado su discrecionalidad en el presente caso de una manera torcida o que sea contraria a la interdicción de la arbitrariedad. En primer lugar, porque la ponderación de la reciente experiencia del nombrado en el mismo juzgado al que está referida la medida de refuerzo representa apreciar en él una superior aptitud para lograr lo antes posible la normalización de ese Juzgado; y esto se ajusta a unas pautas de clara razonabilidad, pues esa específica experiencia, por exteriorizar un especial conocimiento de la singular clase de asuntos de dicho Juzgado, se revela como un elemento muy eficaz para lograr esa meta lo antes posible el Juzgado de que se viene hablando", apuntan los magistrados.

"Y, en segundo lugar, porque, aceptada la razonabilidad de la prioridad otorgada a esa experiencia y tratándose de una comisión con revelación de funciones, pierden su fuerza los otros criterios esgrimidos por la demandante relativos a su posición escalafonal o a la inferior distancia de su actual destino", concluye la sentencia.

Precisamente, el magistrado Alejandro Abascal suena como posible vocal del nuevo Consejo General del Poder Judicial CGPJ cuya composición negocian en la actualidad el PSOE y el PP sin haber alcanzado un acuerdo definitivo.

A continuación