"Tercer grado épico de Cintora a 'Isabelita' por 'atentado ecológico'" con las luces navideñas

Nuevo asalto del gobierno social comunista a la justicia y la persecución mediática a Ayuso.

Pilar Díez

El Mundo

"Sánchez tratará de desactivar el CGPJ tras no lograr asaltarlo". Que no se van a rendir. Dice el editorial que "una de las obsesiones del Gobierno es el control del Poder Judicial", sobre todo ahora que la corrupción cerca a Podemos. "Maniatar a los jueces y presionar a Casado para que se avenga a firmar un pacto que incluya la presencia de vocales de Podemos y de otros partidos aliados de la coalición Frankenstein. Esta reforma exprés del Gobierno constituye otro intento de injerencia inaceptable en el Poder Judicial".

Javier Redondo entiende las prisas de Iglesias por controlar a los jueces. "Para Iglesias, sólo el reloj de la Justicia corre en su contra. Así que su paciencia tiene tres límites: su propio suplicatorio, la investigación judicial sobre la opaca financiación de su orquesta y el apuro de requerir el ingrediente esencial de su disolvente: los presos separatistas". "Iglesias tamborilea los dedos entre soflama y provocación con la monarquía, conspira con tiento contra la clase media, le molesta la prensa libre y liquidaría la oposición. Pero las prisas le pueden con el Poder Judicial porque la sombra de la Justicia se alarga sobre su horizonte". El caso es que mientras Iglesias galopa hacia la dictadura la justicia española padece de artrosis, no se entiende tanta preocupación.

David Jiménez Torres pone el ojo en una curiosidad madrileña. De la izquierda madrileña en concreto, la absoluta fascinación que siente ante los privilegios de algunas comunidades. "Quien ha crecido aquí sabe que hay pocos tipos tan rendidos a las pretensiones de una diferencia radical vasca, catalana o gallega como un socialista o un poscomunista madrileños".

"Es significativo que productos de la izquierda capitalina como Sánchez e Iglesias hayan liderado la rehabilitación política de ERC y Bildu, en lugar de buscar acuerdos con Cs o PP. Pero lo es todavía más que las protestas contra esas alianzas nunca provengan de las organizaciones de izquierda madrileña. Los aragoneses, los castellanomanchegos, los extremeños, los andaluces... todos emiten de tanto en tanto sus intrascendentes ruiditos de presunta incomodidad. ¿Los madrileños? Silencio, cuando no aplauso. Solo el PSOE madrileño y la izquierda-a-su-izquierda tendrían una comprensión tan deficiente del secesionismo catalán como para lanzar la consigna de que Ayuso es una suerte de secesionista". Sí, ahí Calvo estuvo cumbre, cuántas risas nos hemos echado a su costa.

El podemita de El Mundo Antonio Lucas es fiel reflejo de lo que dice David. "Isabel Díaz Ayuso paseó por la parte presentable del edificio para dar a conocer el percal y demostró que más que una instalación sanitaria estaba presentando un virtuosismo electoral (carísimo, por cierto)". Parece que lo hubiera escrito el propio Echenique.

"Está claro que las medidas de Isabel Díaz Ayuso para rebajar la incidencia de la pandemia en Madrid han funcionado. De momento. Me costó creer que fuese así, pero hay que reconocerlo". Es inquietante ese "de momento". Podría deducirse que Lucas guarda la esperanza de que vuelvan las cifras insoportables de contagiados y muertos solo para poder arremeter contra Ayuso.

El País

"Illa pide a los ciudadanos que se queden en casa en Navidad". El "vuelve a casa por Navidad" queda proscrito este año. "Sanidad cierra las comunidades autónomas entre el 23 de diciembre y el 6 de enero salvo para reunirse con familiares y allegados", pero "queda al arbitrio de los propios ciudadanos a quién consideran allegado". Se lo están poniendo difícil a la Guardia Civil. ¿Qué hay que llevar en el coche, el árbol genealógico? ¿La foto de grupo de licenciatura?

Como no podía ser de otra manera, El País está en contra de los test en las farmacias, como lo estuvo contra los cierres por zonas sanitarias, contra Ifema, contra el hospital, contra todo lo que se le ocurra a Ayuso para luchar contra el virus.

"Test ilegales de saliva en farmacias". "La Consejería de Sanidad envió el pasado viernes el plan a Sanidad y aún no ha habido respuesta por parte del Gobierno Central". No vaya a ser que Ayuso tenga razón otra vez, no hay prisa, mejor que crezcan los contagios.

Javier Casqueiro manipula la cacicada de Sánchez con la justicia para intentar ocultarla. "Sánchez aparca la reforma dura del Poder Judicial a la espera del PP", titula. Nada que envidiar al panfleto de Dina, la amiga de Iglesias.

El editorial, que criticó la reforma, aplaude sin embargo este ataque. "La iniciativa busca romper la férrea posición del Partido Popular, que mantiene contra viento y marea que no dará ningún paso mientras Unidas Podemos (UP) pueda influir en la elección de los vocales", dice el editorial. "No parece razonable que un Poder Judicial interino siga haciendo nombramientos con una mayoría que ya no responde a la composición del Parlamento. "Esta vez, la iniciativa del PSOE y UP no atenta contra la separación de poderes". Este golpe a la justicia sí está avalado por Prisa.

ABC

"Iglesias exige a Sánchez saltarse pasos legales para excarcelar a Junqueras". Está crecido Iglesias. "Los compromisos políticos asumidos por Unidas Podemos con ERC, a cambio de su apoyo a los Presupuestos, son una amenaza directa al Estado de derecho", dice el editorial. Pero nada de señalar a Iglesias como el muñidor del golpe . "Es el presidente del Ejecutivo quien debe ser señalado como responsable de esta fractura institucional".

Luis Ventoso alucina, como muchos, con el tratamiento demencial que los medios de izquierdas dan a Isabel Díaz Ayuso. Es un mundo fascinante. Cuenta la simpática entrevista que le hizo ayer Cintora a Abel Hernández por sus luces de navidad.

"Imaginemos ahora que la pérfida 'Isabelita', como la llama el 'progresismo' con inefable deje machistón, tuviese la misma ocurrencia: promocionar Madrid con 'las mejores luces de Navidad del planeta'. El tal Cintora le haría un tercer grado épico ante tan lamentable despilfarro en plena pandemia. Echenique, siempre sutil, la tacharía de 'ecoterrorista'. Las Mareas Blancas, Verdes y Arcoiris acudirían a manifestarse en el acto de encendido, protestando por el 'atentado ecológico' y 'la falta de empatía de la ultraderecha con los que sufren'. Carmen Calvo advertiría suspirando que 'la derecha no puede ocupar las calles con los símbolos de la fe de unos pocos'. Pero lo ha hecho un socialista. Así que todo el 'progresismo' saluda con sonrisa entrañable la patochada de las luces de Abel", firma Ventoso y suscribimos muchos.

Si el hospital Zendal lo hubiera abierto "el Ejecutivo separatista catalán, Illa, Simón e Iceta acudirían arrobados a Barcelona a la inauguración". Pero como lo ha hecho Madrid, "boicot total de las autoridades sanchistas y protestas sindicales" y burlas y exagerados ataques en los medios. Ay como funcione.

"Ayuso es Hannibal Lecter y Madrid está como Yemen, que ya lo dicen la Sexta, la Sextita (antaño TVE), las mentes más brillantes del sanchismo y la 'mayoría de progreso' de Arnaldo, Rufián e Iglesias". (PD: ¿Qué habrá sido de la 'bomba vírica madrileña' con que nos amenizaron todo el mes de octubre?). Seguimos a la espera de las disculpas de Emiliano García Page, personaje al que Madrid ya está tardando en otorgarle el título de persona non grata.

La Razón

Iglesias contra el Rey. Este hombre no descansa. "Campaña contra el Rey: "Debe pedir perdón por el 3-O". "Podemos presiona para que Felipe VI haga un guiño en el mensaje de Navidad". Majestad, ni de coña. Plántese. Como dice el editorial, "no se piden disculpas por defender la ley". Esta nueva embestida del hiperactivo comunista "forma parte de una campaña general contra la forma del Estado, que es la Monarquía parlamentaria, a la que es preciso desprestigiar por cualquier medio". Son los primeros pasos, "conscientes sus impulsores del escaso apoyo popular a sus pretensiones republicanas".

"Lo que se persigue es la demolición de la Constitución y sentar las bases de un tránsito a la Tercera República" "en un par de legislaturas", advierte Marhuenda. Y con Iglesias como jefe del Estado. Tendrán que usar las armas.

A continuación