La fiscal Madrigal: "La Fiscalía no debería depender de nadie, lo dice nuestra Constitución"

Según Madrigal, "todos los logros en el terreno de la libertad corren el riesgo de perderse y no pueden suspenderse derechos con el estado de alarma".

Miguel Ángel Pérez

La fiscal del Tribunal Supremo, Consuelo Madrigal, ha asegurado que "la Fiscalía no debería depender de nadie". Así lo afirmaba Madrigal este martes durante la presentación del libro 100 días de estado de alarma. La democracia confinada de María Eizaguirre, candidata al Consejo de Administración de RTVE, en el Club Siglo XXI.

Según la fiscal de Sala del Supremo, "la politización de la vida pública ha sido excesiva y los partidos han acaparado demasiados ámbitos e invaden nuestras instituciones". "Debemos equilibrar la separación de poderes", añadía. Respecto al Consejo General del Poder Judicial, ha afirmado que "los jueces no se están politizando, lo está su órgano de Gobierno. La politización del CGPJ condiciona la independencia. Los jueces no sólo deben ser independientes, sino parecerlo. La separación de poderes no es una utopía, pero debemos equilibrar esa separación".

La ex fiscal general del Estado también se ha referido al estado de alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez por la pandemia de la covid-19 recordando que requiere "menos intervención parlamentaria que el estado de excepción". Después remarcaba que con el estado de alarma "en ningún caso se pueden suspender los derechos fundamentales, se pueden limitar, pero excepcionalmente y proporcionalmente al tiempo y a la necesidad. Y el derecho a la libertad parecía suspendido por el rigor del confinamiento" de la pasada primavera.

Posteriormente, afirmaba que con la pandemia "todos los logros en el terreno de la libertad corren el riesgo de perderse y debemos ser conscientes, nunca están definitivamente logrados y hay que construirlos, adaptarlos a las nuevas situaciones y defenderlos". Además, denunciaba la "tentación autoritaria" de los Gobiernos en esta situación señalando que hay que "defenderse" de ella.

Madrigal también señalaba que no se arrepentía de haber escrito un artículo hace meses en El Mundo analizando el estado de alarma, mientras explicaba que "la libertad de expresión no es incompatible con nada, pero tiene límites". "La libertad de expresión construye la opinión pública, la participación de la ciudadanía mantiene viva la democracia", apuntaba.

Por último, tras señalar que se considera una persona "prudente" al ser preguntada sobre de quién depende la Fiscalía, Madrigal afirmaba: "La Fiscalía no debería depender de nadie y no lo digo yo, lo dicen las instituciones europeas, lo dice GRECO y lo dice nuestra Constitución. Sólo está sujeta al principio de legalidad y tiene como misión defender la legalidad y la imparcialidad, que es lo mismo que la independencia de los jueces".

A continuación