El consejero de Interior catalán, Miquel Sàmper, delata a Josep Lluís Trapero: lo de detener a Puigdemont era mentira

Miquel Sàmper declara en TV3 que no había plan para detener al presidente golpista sino que era "una táctica de defensa que usamos los abogados".

Pablo Planas (Barcelona)

La gran coartada de Josep Lluís Trapero, estar dispuesto a detener a su amigo Carles Puigdemont y al gobierno golpista de la Generalidad en pleno, ha quedado desmontada por el consejero de Interior de la Generalidad, Miquel Sàmper. Según el titular del departamento, el supuesto plan para capturar al líder de los golpistas y sus consejeros no habría sido más que una "táctica de defensa" empleada por el jefe de los Mossos d'Esquadra en su juicio en la Audiencia Nacional y en su comparecencia como testigo en el Tribunal Supremo.

En una entrevista emitida el jueves por la noche en el informativo de TV3 Sàmper ha dejado claro que no le cabía la más mínima duda sobre la fidelidad de Trapero al gobierno catalán y a Junts per Catalunya. Así y preguntado sobre la supuesta intención del jefe de los Mossos de detener a Puigdemont y al gobierno catalán si las autoridades judiciales lo hubieran pedido, el consejero ha respondido que "yo soy abogado y conozco por tanto lo que son las tácticas de defensa que utilizamos los abogados en todos los juicios".

Sàmper ha destacado además que el propio Puigdemont felicitó a Trapero por su absolución y le calificó de "policía democrático". Además, ha apuntado que la sentencia de la Audiencia Nacional subraya "el papel modélico de los Mossos durante el 1 de octubre y el papel no tan modélico de Policía Nacional y Guardia Civil".

Durante su comparecencia como testigo en el Tribunal Supremo y en el juicio en la Audiencia Nacional, Trapero trató de desvincularse del golpe de Estado con la teoría de que hubiera detenido a Puigdemont y alegando que no tuvo medios ni humanos ni materiales para detener el referéndum ilegal.

Poco después de ser ascendido a la categoría de "major" de los Mossos, Trapero participó en una fiesta con Puigdemont en la casa de Cadaqués de la editorialista de La Vanguardia y TV3 Pilar Rahola en el verano de 2016. El jefe de los Mossos fue el encargado de elaborar la paella y tocó la guitarra junto al entonces presidente de la Generalidad. Las imágenes de la celebración fueron difundidas por Pilar Rahola.

Un año después se produjo el golpe de Estado y la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Trapero fue destituido del mando, pero conservó el rango (el más alto en los Mossos) y el sueldo que lleva aparejado. Ahora acaba de ser restituido en la cúpula policial con todos los honores.

A continuación