Albert Rivera: "Uno puede ser flexible pero tiene que tener dignidad"

Rivera ha dicho que se alegra de haber dimitido ante los pactos de Sánchez y ha lanzado varios mensajes en el día del apoyo de Arrimadas a Sánchez.

LD/Agencias

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha presentado este jueves su libro Un ciudadano libre en Zaragoza. En un acto organizado por la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón, que ha coincidido con el debate de presupuestos y la decisión de Inés Arrimadas de facilitar su tramitación, Rivera ha lanzado varios mensajes sobre las cuentas de Sánchez y quienes los apoyan y la situación política en España.

Rivera ha reiterado que tenía razón cuando advirtió de que Sánchez iba a "pactar con la banda" y que ahora se ha visto cómo ha pactado "con toda la banda". "Están todos. Bildu, Esquerra, Podemos en el Gobierno", ha señalado, añadiendo que le habría encantado haberse equivocado en su predicción. "Cuando les veo firmando los Presupuestos con Batasuna, pienso: 'Esto es peor de lo que advertimos'", ha indicado antes de lamentar que "los separatistas estén negociando y marcando la agenda" en España. Según ha dicho, se alegra de haber dimitido tras ver confirmados estos pactos.

Rivera también ha criticado el proyecto de Presupuestos del Gobierno señalando que "van en la dirección contraria al signo de los tiempos y de la política que se está haciendo en la mayoría de los países". A su modo de ver, "España necesita ahora lo mismo que todas las economías mundiales, impuestos moderados o bajadas para sectores muy perjudicados" por la crisis, y "una política expansiva" para reactivar el consumo.

Ha rechazado el aumento de la presión impositiva, especialmente en el IRPF, porque "esto no va de a cuánta gente fastidias", sino que "la pregunta es si esos que cobran 130.000 euros no se lo han ganado ellos". Así, ha censurado la actitud de quienes no se oponen a estos PGE con el argumento —que utiliza Ciudadanos— de que los impuestos "no se suben tanto" como en principio querían el PSOE y Unidas Podemos.

Sin mencionar expresamente a Cs ni a su líder, Inés Arrimadas, Rivera ha declarado que, ante el panorama político actual, "la única buena noticia" para él es que dejó la política el pasado noviembre.

"Yo no aguanto ni un minuto apoyando cosas en las que no creo. Uno puede ser flexible, puede ser laxo, tener cintura, pero uno tiene que tener dignidad. Creo que cuando pierdes la dignidad, ya no se recupera", ha manifestado.

Según ha recordado, Ciudadanos concurrió a los comicios generales de abril avanzando que pactaría con el PP para echar a Sánchez de la Moncloa y con ese mensaje consiguieron 4,5 millones de votos y 57 escaños en el Congreso.

"Ante la repetición electoral, la presión y las fake news, abrimos la mano a que Sánchez siguiera de presidente" y en noviembre Cs bajó a diez escaños, porque "la gente nos vio imprevisibles y dudando de si pactábamos con el PSOE o con el PP", ha explicado.

Por otro lado, el exdiputado ha acusado al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos de haber creado un "comité de la verdad" con su "burdo" plan de actuación contra la desinformación, y ha defendido que los jueces creen una "división" específica para perseguir los delitos en Internet y las redes sociales para combatir "las fake news que generan problemas gordos".

A su juicio, "la mayor mentira de los últimos tres meses ha salido de boca del presidente", Pedro Sánchez, en relación con la existencia de un comité de expertos contra la covid-19, y se ha preguntado "quién va a controlar los discursos de Sánchez".

Rivera ha defendido que se persigan las noticias que pueden generar enfrentamientos en la sociedad o incluso desgracias, como en el caso del racismo o decir que no hay que vacunarse, pero no que haya "un Gobierno controlando a ciudadanos y medios", porque tiene que ser "al revés". Ha ironizado al decir que si Sánchez y el vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, se ponen a controlarse a ellos mismos, "revientan la máquina".

"La pregunta es quién va a controlar al Gobierno", ha continuado, advirtiendo de que si se aplican en España medidas como el plan contra la desinformación, "en dos años esto es Argentina".

Rivera niega que hablara de Arrimadas

Tras la repercusión de la charla y las interpretaciones sobre la actual deriva de su partido, Rivera ha hablado en Twitter para negar que sus palabras escondieran mensaje alguno contra su sucesora: "Nunca he pronunciado públicamente, hoy tampoco, ni una palabra sobre las decisiones que toma la actual cúpula de Cs".

A continuación