Carmen Calvo crea un organismo para perseguir a los medios de "desinformación"

En defensa, dicen, de la "información veraz y diversa" y en contra de lo que el Gobierno considere como fake news.

Juanjo Alonso

El Gobierno social comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sigue adelante con sus planes de censurar todo lo que no les gusta o les molesta, como que se prohíba estudiar en español en las escuelas gracias a la ley Celaá o la ley de memoria democrática de la propia Calvo, entre otras cosas. En este caso, el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, dirigido por Carmen Calvo, ha publicado el "procedimiento de actuación contra la desinformación aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional".

Lo visten de "seguridad nacional" para atacar a los medios de información que no son afines a sus intereses y perseguir lo que para ellos sean fake news. En la disposición publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), aseguran que "el acceso a información veraz y diversa es uno de los pilares que sustentan a las sociedades democráticas y que deben asegurar las instituciones y administraciones públicas, porque se conforma como el instrumento que permite a los ciudadanos formarse una opinión sobre los distintos asuntos políticos y sociales". Y abogan por "fortalecer" la libertad de expresión, "examinando la libertad y pluralismo de los medios de comunicación".

Dicen que "la libertad de expresión y el derecho a la información se consagran como derechos fundamentales en nuestra Constitución", pero será 'papá Estado' el que se encargará de velar de la amenaza "por la difusión deliberada, a gran escala y sistemática de desinformación, que persiguen influir en la sociedad con fines interesados y espurios".

Según el Gobierno, "las acciones y procesos recogidos en este procedimiento ayudarán a mejorar y aumentar la transparencia con respecto al origen de la desinformación y a la manera en la que se produce y difunde, además de evaluar su contenido" y para ello "se establecen los siguientes objetivos para este procedimiento":

  • Identificar y definir los órganos, organismos y autoridades del sistema.
  • Establecer los niveles para la prevención, detección, alerta temprana, análisis, respuesta, y evaluación.
  • Describir los cometidos específicos implicados para los niveles establecidos en la lucha contra la desinformación.
  • Definir los mecanismos establecidos para el intercambio de información en los niveles estratégico, operacional y técnico.
  • Determinar los mecanismos de evaluación de la implementación y funcionamiento del procedimiento.
  • Definir una metodología para la identificación, análisis y gestión de eventos desinformativos.
  • Proponer el marco y la composición de un equipo de trabajo ad hoc para la elaboración y revisión de una Estrategia Nacional de Lucha contra la Desinformación.

Para llevar a cabo este sistema de censura en los medios de comunicación españoles el Ministerio de Carmen Calvo pedirá ayuda a los siguientes organismos: el Consejo de Seguridad Nacional, el Comité de Situación, la Secretaría de Estado de Comunicación, la Comisión Permanente contra la Desinformación, las Autoridades públicas competentes y el sector privado y la sociedad civil.

La cartera de Calvo se ampara en el European Democracy Action Plan para "incrementar" la integridad electoral y "garantizar" unos sistemas electorales "libres y justos", para y "examinar" los medios que se emplean para "interferir en sistemas democráticos" y para luchar contra la desinformación sobre la covid-19 y en procesos electorales.

Y establece cuatro niveles para la "adopción de medidas":

  1. Nacional. Se funcionará según el nivel 1 establecido para el ámbito nacional a fin de detectar campañas de desinformación de bajo impacto que puedan estar relacionadas con información relativa a la Unión Europea. Colaboración con los StratComs en la identificación y análisis de eventos desinformativos, sobre todo, de aquellos que tengan estrecha vinculación con España, o le afecten de forma evidente. Intercambio de buenas prácticas y procedimientos en la detección y análisis de campañas de desinformación con el resto de países miembros en el marco de los grupos de trabajo de la Unión.
  2. Intercambio de información que apoyen en la gestión de campañas de desinformación utilizando el Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea (RAS) a través de la Secretaria de Estado de Comunicación, como punto único de contacto con la Unión Europea para este ámbito. Se valorará, previa aprobación por la Comisión, la elevación al RAS de los informes elaborados.
  3. Intercambio de información a fin de apoyar la toma de decisiones a nivel político a través de la Secretaría de Estado de Comunicación.
  4. Toma de decisiones y coordinación a nivel político del Consejo de Seguridad Nacional.
A continuación