Play

Sánchez se escuda en los muertos por covid para eludir las críticas por el varapalo judicial

Defiende que "las decisiones en Madrid tenían un sustento técnico y científico" y pide esperar "para ver cuál es el camino que podemos tomar".

Ketty Garat

El presidente del Gobierno ha utilizado un tono comedido para valorar el varapalo judicial que pone fin a las restricciones que su Gobierno impuso a la Comunidad de Madrid. Desde Argelia, Pedro Sánchez se ha justificado diciendo que "el Gobierno de España ha tratado de proteger la salud pública" y que "todas las decisiones que hemos tomado en Madrid tienen un sustento técnico y científico, son las recomendaciones que nos hacen los expertos del ministerio de Sanidad y también cuentan con el aval del Consejo Interritorial de Salud".

Sánchez evitó responder directamente al fallo que anula sus restricciones y dijo que "lo que tenemos que hacer es pensar en aquellos compatriotas contagiados de covid, que pensemos también en los familiares de las víctimas del covid, que pensemos también en los sanitarios que ven día tras día como crece la presión hospitalaria".

El presidente no descartó utilizar nuevamente el estado de alarma, "que siempre hemos contemplado" pero se remitió a la reunión que mantendrá el grupo Covid con la Comunidad de Madrid "para analizar la sentencia y veremos cuál es el camino que podemos tomar".

Sólo anticipó que "consideramos preocupantes las cifras de la CAM y la evolución de la pandemia y tenemos que poner todos los instrumentos encima de la mesa para poner a raya el virus con la máxima colaboración y cooperación" con el Gobierno madrileño y "respetando las competencias de los gobiernos autonómicos pero sustentando todas nuestras decisiones en criterios técnicos siendo proporcionales a la envergadura de la pandemia".

"Todo mi apoyo a Iglesias"

Preguntado también por la exposición razonada que el juez Manuel García Castellón elevó este miércoles al Tribunal Supremo solicitando la imputación de Pablo Iglesias, Sánchez eludió valorar la decisión porque "este Gobierno nunca valora decisiones judiciales".

Pero, añadió: "En lo político el vicepresidente tiene toda mi confianza y todo mi apoyo". Defensa parca en palabras por parte del presidente Sánchez quien este miércoles dijo no estar "preocupado" por las consecuencias políticas de una posible imputación en una conversación informal con periodistas en el avión rumbo a Argelia.

A continuación