Marchena, Arrieta, Ferrer, Palomo y De Porres: los 5 magistrados que decidirán el futuro penal de Iglesias

Cuatro de los cinco miembros de la Sala que decidirá si encausa a Iglesias formaron parte del tribunal que juzgó el golpe de Estado del 1-O.

Miguel Ángel Pérez

El tribunal que decidirá el futuro penal del vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, estará compuesto por el presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena y los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Ana Ferrer, Andrés Palomo y Eduardo de Porres. Cuatro de los cinco miembros de la Sala formaron parte del tribunal que juzgó el golpe de Estado del 1-O.

El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, solicitaba ayer al Supremo la imputación de Iglesias por presuntos delitos de revelación de secretos con agravante de género, daños informáticos, denuncia falsa y simulación de delitos.

En la exposición razonada de 63 páginas remitida a la Sala Penal del Supremo, el magistrado pedía también la imputación por delitos de denuncia falsa y simulación de delitos a la vicepresidenta del Congreso y diputada de Podemos, Gloria Elizo, y los abogados de la formación morada, Marta Flor y Raúl Carballedo. García Castellón solicitaba además la investigación de delitos de falso testimonio a la exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham y su expareja, Ricardo Sà Ferreira.

La Sala ha recibido hoy la exposición razonada y el tribunal ha dado traslado al fiscal para que informe sobre competencia y contenido de la exposición. Asimismo, se designa ponente, sobre la apertura o no de causa, al magistrado Andrés Palomo del Arco. Posteriormente, el Ministerio Público sin plazo remitirá su informe a la Sala y los magistrados deberán decidir si abren la causa penal a Iglesias.

En caso afirmativo, se designará instructor y se solicitará el suplicatorio al Congreso de los Diputados para poder citar como investigado al vicepresidente del Gobierno. Recordamos que el propio Iglesias podría decidir voluntariamente renunciar al aforamiento que calificó como "privilegios de la casta" y declarar voluntariamente en el Supremo.

Los integrantes de la Sala de Iglesias

Manuel Marchena: es fiscal por oposición y no pertenece a ninguna asociación judicial. Llegó a la Sala de lo Penal del Supremo en el 2007 y siete años después se convirtió en presidente de la Sala Segunda. Integró el tribunal que condenó a 11 años de inhabilitación a Baltasar Garzón por las escuchas ilegales de la Gürtel y presidió el tribunal que sentenció al exconsejero catalán, Francesc Homs, por la consulta ilegal del 9 de noviembre. Marchena presidió el tribunal que condenó por sedición a los golpistas por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

Andrés Martínez Arrieta: con 25 años se convirtió en el vocal más joven del CGPJ. En 1998, accedió la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Fue uno de los fundadores de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria. Redactó la sentencia que absolvió a Baltasar Garzón en el caso de los crímenes del franquismo y la primera sentencia firme contra la trama Gürtel. Además, ha participado en otros complicados sumarios como el del 11-M. Actualmente, instruye la causa abierta al magistrado del Tribunal Constitucional, Fernando Valdés, por violencia doméstica y ha presidido la Sala que ha ratificado la condena al expresidente catalán Quim Torra por desobediencia. Integró el tribunal del 1-O.

Ana Ferrer: en 2009 se convirtió en la primera mujer que presidió la Audiencia Provincial de Madrid y cinco años después, en 2014, la primera en acceder a la Sala de lo Penal del Supremo. Pertenece a Juezas y Jueces para la Democracia y fue la instructora del caso Roldán. En el Supremo, fue la ponente de la sentencia sobre el caso Prestige y participó en el proceso contra Homs, Fabra e Isabel Pantoja. Además, archivó la pieza de la trama Púnica contra la exsenadora del PP, Pilar Barreiro. También fue miembro del tribunal del 1-O.

Andrés Palomo: fue el último en incorporarse al tribunal del 1-O. No pertenece a ninguna asociación judicial y fue el instructor del proceso contra Francesc Homs. Además, ha sido ponente de la sentencia donde se anuló la condena por falta de pruebas de 119 años de cárcel a la etarra, Itziar Alberdi Uranga, huida durante 22 años.

Eduardo de Porres: llegó a la Sala Penal del Supremo en julio de 2018. Actualmente Es el instructor de la causa abierta a la portavoz de JxCAT en el Congreso, Laura Borrás, por las irregularidades en la adjudicación de contratos cuando dirigía la Institución de las Letras Catalanas.

A continuación