Moncloa resta importancia al desprecio de Sánchez a Ciudadanos mientras la negociación "avanza" en privado

Fuentes del Gobierno anticipan a LD el encuentro mantenido por Félix Bolaños y Carlos Cuadrado en las últimas horas: "Fue muy bien".

Ketty Garat

La sorpresa fue mayúscula este miércoles en las filas de Ciudadanos cuando Pedro Sánchez despreció a la formación con quien negocia los Presupuestos: "No han salido de la foto de Colón", dijo aludiendo a sus alianzas autonómicas con "el PP y la ultraderecha" y provocando la extrañeza y perplejidad de Inés Arrimadas y Edmundo Bal ante un ataque que muchos calificaron de "gratuito".

Pero en Moncloa no le han dado importancia a este gesto con el que Pedro Sánchez vuelve a demostrar el contraste de tono que utiliza con sus socios y con sus contrarios. Según las fuentes del Gobierno consultadas por Libertad Digital, Pedro Sánchez "no despreció, tan sólo describió el espacio ideológico en el que se mueve Ciudadanos, que no es el nuestro". Porque en el Gobierno dejan claro que la negociación con Ciudadanos es "coyuntural" y sólo circunscrita al ámbito de los Presupuestos, tras cuya aprobación el Gobierno volverá a su "espacio natural": "No vamos a cambiar ni de coalición ni de socios".

Dicho de otra forma: los desprecios de Pedro Sánchez sólo han de entenderse como un ejercicio de transparencia sobre lo que piensa y cómo piensa. Su tendencia natural es y será al alejamiento de Ciudadanos y al acercamiento con ERC. Si no se transita esta vía en estos momentos es porque "ERC no quiere o no puede" ante el clima preelectoral catalán que esperan que se resuelva en los próximos meses, una vez concluya la aprobación de los PGE.

También argumentan estas fuentes que la crítica "no es incompatible con la negociación" como no lo es para Ciudadanos cuya líder, Inés Arrimadas "nos critica en todo lo que hacemos". Y prueba de esa compatibilidad es la reunión que desvelan estas fuentes de Moncloa a LD: un encuentro entre el secretario general de presidencia, Félix Bolaños, y el vicesecretario de Ciudadanos, Carlos Cuadrado, y que fue "muy bien".

La negociación "avanza" porque "Ciudadanos ha sabido ver que recupera su espacio electoral al volver a la centralidad y a la política útil. Arrimadas ha pegado un subidón en todas las encuestas", también en las propias del Gobierno. Y desde esa clave el Gobierno cree incluso que el viraje pragmático de los naranjas podría trascender incluso de los Presupuestos y afectar a otras votaciones en asuntos puntuales como la comisión de investigación de la operación Kitchen. El Gobierno anticipa que votarán a favor porque "saben que no pueden votar en contra de este escándalo".

A continuación