Arrimadas fulmina a Lorena Roldán y la sustituye por Carrizosa, que será el candidato en Cataluña

Cs revoca así las primarias catalanas, ganadas hace un año por Roldán, quien asegura que es una decisión "tomada en equipo".

Mariano Alonso

Golpe de timón de Inés Arrimadas en Cataluña. La líder del partido naranja fulminaba este miércoles a ultima hora, en una reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo de Ciudadanos celebrada de manera telemática, a Lorena Roldán, que ya no será la candidata a las autonómicas catalanas, puesto que ocupará a Carlos Carrizosa, el actual presidente del grupo naranja en el Parlament.

La decisión, que se tomaba por unanimidad del Comité Permanente de la Ejecutiva, supone revocar el resultado de las primarias de julio de 2019, con Albert Rivera al frente del partido, que fue quien apostó por Roldán, a la que hizo incluso portavoz de su Ejecutiva.

En un comunicado, Ciudadanos justifica así la decisión tras aludir al posible adelante electoral tras la eventual inhabilitación de Quim Torra: "Ante la gravedad de la situación, que hace más necesaria que nunca esta unión de los constitucionalistas, los asistentes a la reunión han acordado por unanimidad que el candidato de Ciudadanos a los próximos comicios tendrá exclusivamente cargo público en Cataluña, para que no pueda ser identificado como un candidato de siglas y difumine cualquier idea de partidismo, facilitando así la futura coalición constitucionalista". Una alambicada redacción para justificar la defenestración de Roldán en que, además de su puesto de portavoz en el Parlament, ostenta también el de portavoz en el Senado, a la que llegó por designación autonómica también en época de Rivera.

rivera-roldan-arrimadas071019.jpg
Albert Rivera, Lorena Roldán e Inés Arrimadas. | EFE

Lo cierto es que desde la salida de Arrimadas a principios de 2019 para dar el salto a la política nacional, concurriendo como número uno por Barcelona a las elecciones generales y siendo luego designada portavoz parlamentaria por Rivera, la situación del partido en Cataluña se había quedado en una bicefalia entre Roldán y Carrizosa, quien como en el reciente y polémico pleno sobre la monarquía, llevaba en muchas ocasiones la voz cantante de su grupo.

Lorena Roldán, por su parte, protagonizó el pasado otoño una moción de censura contra Torra, algo que nunca llevó a cabo Arrimadas y que ante la imposibilidad aritmética de que tuviera éxito se planteó como una operación política para reforzarla como candidata. La actual presidenta del partido, que esta semana se reincorporaba a la actividad tras su baja de maternidad, relegó a Roldán en la nueva Ejecutiva, donde la dirigente catalana pasada de portavoz a portavoz adjunta.

Carrizosa, nacido en Barcelona en 1964, es abogado y forma parte de Ciudadanos desde la fundación del partido en 2006, aunque ahora parece no ser "un candidato de siglas". Siempre ha sido muy próximo a Arrimadas, con la que trabajó estrechamente cuando la actual presidenta del partido era la jefe de la oposición en Cataluña. Ahora se enfrenta al reto de ser el candidato en un momento en el que las encuestas reflejan una clara pérdida de apoyos de la formación, que en las autonómicas de 2017 lograba el hito de ganarle por primera vez unas elecciones regionales a los nacionalistas.

Roldán: "Es una decisión tomada de forma conjunta"

En una entrevista este jueves en Onda Cero, Lorena Roldán negaba haber sido defenestrada y aseguraba que se trata de una decisión "meditada, tomada en equipo, de forma conjunta", tras haber asistido el miércoles a la reunión del Comité Permanente de la Ejecutiva.

La portavoz de Ciudadanos en el Senado, en línea con el comunicado del partido, justificaba su propio relevo en la necesidad de llevar a cabo una unión de los constitucionalistas de cara a las futuras elecciones en Cataluña porque el objetivo es, decía, "que nos unamos para vencer al separatismo en las urnas, y no solo para ganar al separatismo en las urnas, algo que Ciudadanos ya consiguió en 2017, sino que consigamos gobernar".

Preguntada sobre si la decisión del partido supone un menosprecio a la militancia que participó en las primarias catalanas, Roldán decía haber recibido muchos mensajes de "comprensión" por parte de esa militancia. "La situación que vivimos en Cataluña yo creo que la comprendemos especialmente los que la sufrimos diariamente" concluía.

A continuación