Caos en las residencias de ancianos catalanas: de 362 fallecidos en 21 días a 149 en día y medio

La consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, en manos de ERC, aporta cifras inverosímiles después de tres semanas de apagón informativo.

Pablo Planas (Barcelona)

De un día para otro la Generalidad ha pasado de informar de 362 fallecidos en residencias de ancianos a 511. Así pues, en 24 horas habrían fallecido 149 personas alojadas en dichos centros. La consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, de la que dependen las residencias, lo explica así: "El crecimiento de la afectación respecto a los datos de ayer se debe a que hoy recogen el incremento de un día y medio (los datos de ayer estaban cerrados a mediodía porque los dimos a las 17:00h)". De modo que tal repunte de la mortalidad no sería en 24 horas sino en 36.

Aun sí, no cuadra ni a martillazos que en tres semanas de crisis sanitaria la consejería contabilizara 362 muertes, lo que daría una media de 17 fallecimientos diarios, mientas que en día y medio la mortalidad haya alcanzado una cifra de 149 personas.

La "actualización" que realiza el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, en manos de ERC, como la consejería de Salud, indica que a 2 de abril, hay 1.221 personas que viven en residencias con diagnóstico confirmado de Covid-19 (el día anterior eran 830), 239 hospitalizados (189 un día antes) y hay 199 residencias (158 antes de ayer) con enfermos de coronavirus sobre un total de 1.073. La cifra del personal de atención de esas residencias aislados o con sintomatología también ha sufrido un incremento espectacular en cuestión de horas al pasar de 3.184 a 3.702. En Cataluña, 64.093 personas habitan en residencias de mayores públicas o privadas atendidas por unos 75.000 trabajadores, según la propia consejería.

Gestión caótica

La gestión política de las residencias de ancianos es caótica. Los directores se quejan del abandono de la Generalidad, que hasta ayer ponía trabas a que la Unidad Militar de Emergencias (UME) se hiciera cargo de la desinfección de las instalaciones. La consejería prefería intentar la contratación de empresas privadas. El descontrol es la nota dominante en el seno del departamento, afirman fuentes internas.

Cargos institucionales y de partido

El consejero, Chakir El Homrani, se encuentra de baja al dar positivo por coronavirus y sólo concede entrevistas periodísticas, El departamento ha quedado en manos del secretario de Asuntos Sociales y Familia, Francesc Iglésies, otro miembro de ERC que compagina el cargo institucional con el de secretario de Análisis Electoral y Estrategia del partido. "Hace lo que puede", comentan en la consejería sobre el papel que le ha tocado asumir en esta crisis.

Después de tres semanas de apagón informativo, los datos que aporta no son en absoluto fiables. Los directores de los centros de mayores alegan que la situación es mucho más grave de lo que vendrían a reflejar los números oficiales "fabricados" en los dos últimos días.

En Junts per Catalunya (JxCat) atribuyen el caos tanto en esa consejería como en la de Salud, a la inexperiencia de El Homrani y Alba Vergés, titular de Salud, y de sus cargos de confianza.

A continuación