Coronavirus: El Gobierno contempla mayores restricciones en servicios "no esenciales" para un escenario "negativo"

Fuentes gubernamentales explican a LD que hay tres tipos de borradores para planes de contingencia en tres contextos: positivo, neutro y negativo.

Ketty Garat

El Gobierno tiene previstos planes de contingencia para tres escenarios posibles en el corto y medio plazo: positivo, negativo y neutro. Y es en el peor de los tres en el cual se plantean medidas más restrictivas en las que se frene la actividad de servicios "no esenciales" que actualmente operan con normalidad. Uno de los ejemplos sería en el campo relativo a los medios de comunicación que se verían privados de la libertad de movimiento de la que actualmente gozan.

Fuentes del Gobierno consultadas por Libertad Digital explican que se trata de una posibilidad que se recoge en los múltiples borradores que actualmente maneja el Ejecutivo y que confía en no tener que ampliar porque "ahora mismo nos movemos en el escenario neutro, hacia positivo". De hecho el ministro de Sanidad, Salvador Illa, habló este viernes de una "estabilización de la tendencia" en la curva que podría apuntar a que "se acerca el pico" y, por tanto, el peor momento en número de infectados que dará paso al inicio de una bajada.

Sin embargo, públicamente la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, admitió que "puede ser que los ministerios estén trabajando en diferentes líneas y diferentes áreas como esa actividad reducida" aunque se trata de un "trabajo anticipado" de "todas las medidas que se podrían plantear y pronunciar en caso de que la autoridad sanitaria, sólo y exclusivamente en función de los datos que cada día tienen, puedan poner al Gobierno como elementos a acometer".

Pero, de ser así, Montero ha dejado claro que se trata de una actuación preventiva en la que se prevén escenarios para que el Gobierno "no pierda un sólo minuto" porque "es importante que todos los ministerios tengan previsto cualquier escenario que la autoridad sanitaria pueda plantear" pero "en el momento en que el Gobierno apruebe cualquier medida, así lo trasladará".

Apoyo de Montero a Illa

Una comparecencia en la que Montero quiso dar un espaldarazo público al ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la información publicada por este periódico sobre la suplantación de Montero en la compra del material sanitario: "No es que el Ministerio de Hacienda haya asumido ningún tipo de gestión sino que todos trabajamos mirando permanentemente a Sanidad, estamos a su servicio".

"Estamos colaborando con el ministro Illa para que los productos lleguen a la mayor brevedad posible atendiendo al conjunto de las necesidades que sólo Sanidad marca". La ministra portavoz se afanó en defender la gestión y la cuestión del ministro del ramo a quien fuentes gubernamentales califican de "superado" en esta crisis. "Es una actuación coordinada de un gobierno cohesionado que tiene perfectamente claro que no hay otra prioridad para él que todas las personas puedan ser atendidas. Todos los ministerios se ponen a disposición del ministro para que pueda determinar las prioridades y también las necesidades".

A continuación