La sucesión de Torra enfrenta a JxCat y ERC

La posibilidad cercana de una inhabilitación de Torra podría dar la Generalidad a Aragonés. JxCat se opone.

LD/Agencias

JxCat y ERC llevan días lanzándose mensajes ante una eventual inhabilitación de Quim Torra tras su condena por desobediencia. Después de que este viernes el PP recurriera ante la JEC, la inhabilitación podría ser inminente y llegar en plenas negociaciones de investidura, a partir del próximo 3 de enero.

Ante esta situación, el partido de Torra ha vuelto a advertir de que quieren conservar la presidencia de la Generalidad aun en ausencia del actual presidente, es decir: que el sucesor de Torra no sea Pere Aragonés, de ERC. Así lo ha dicho en una entrevista en Europa Press el diputado de JxCat en el Congreso Ferran Bel, que ha advertido de que si el Tribunal Supremo ratificara la inhabilitación "lo razonable es que al frente del país hubiera una persona que fuera de JxCat" y no de ERC.

Bel ha vaticinado que el Supremo ratificará antes del verano una condena de inhabilitación "absolutamente injusta", y que ello abocará a Cataluña a unas nuevas elecciones en septiembre u octubre de 2020 porque no ve posibilidad aritmética en el Parlamento catalán de elegir a un nuevo presidente de la Generalidad.

Una vez el TS inhabilitara a Torra, ha explicado que el vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès (ERC), pasaría a presidir la Generalidad "si no se toma alguna medida o precaución para corregir esta situación".

Así, ha recordado que el Govern se configuró en base a un acuerdo político entre ERC y JxCat que acordaba que la presidencia de la Generalidad correspondía a la fuerza más votada, "y la fuerza más votada, independientemente de la resolución del TS, seguirá siendo JxCat".

"Aunque sea por un corto espacio de tiempo, que pueden ser cuatro meses y pico, lo razonable es que al frente del país hubiera una persona que fuera de JxCat", ha defendido el también secretario de Organización del PDeCAT.

Al preguntársele si cree que una de las soluciones pasa por que JxCat nombre a un vicepresidente de su espacio político, Bel cree que podría ser "una solución, o un 'conseller en cap", pero deja claro que esto corresponde decidirlo a los partidos y al Gobierno catalán.

"Estoy seguro de que ERC no querrá aprovecharse de una sentencia judicial para presidir, aunque sea de forma provisional o temporal, la Generalitat", ha manifestado Bel, que cree que Torra, Aragonès y las respectivas formaciones sabrán resolverlo de forma consensuada.

A continuación