Ortúzar y Revilla creen que habrá elecciones tras verse con Pedro Sánchez

El presidente del PNV hace pinza con ERC y presiona a Iglesias para que haya acuerdo. Revilla, tras comer con Sánchez, ve también elecciones.

Ketty Garat

Dos horas de reunión a puerta cerrada para intentar amarrar un discurso de presión a Pablo Iglesias pero en apenas unos minutos de comparecencia posterior cae el telón y se acabó la función. El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, compareció en Ferraz tras su primer encuentro con Pedro Sánchez para pedirle, "casi rogarle", a Pablo Iglesias que se siente a negociar con Sánchez con voluntad de llegar a un acuerdo.

Una pinza de PNV con el discurso de ERC tras su reunión por la mañana con el PSOE con la que los socios de la alianza Frankenstein intentaron orquestar una maniobra conjunta para presionar a Pablo Iglesias en la víspera de la reunión entre los equipos negociadores de PSOE y Podemos este jueves a las 16:30 en el Congreso.

Sin embargo, y pese a la petición apasionada de la importancia del acuerdo, Ortúzar no pudo evitar desvelar su sensación al ser preguntado por Libertad DIgital sobre si se marcha a Bilbao pensando que habrá una repetición electoral. "Una cosa es el deseo y otra la realidad. El deseo es que no se haya elecciones; la realidad... lo veremos mañana", rió antes de añadir: "Como decía Buruaga, así lo he dicho y así se lo hemos contado".

Ábalos, "esperanzado"

El presidente del PNV provocaba las risas de los periodistas congregados en la sede del PSOE tras haber apremiado a Podemos ante la urgencia de llegar a un acuerdo que "debe de salir de los partidos que propiciamos que Pedro Sánchez esté en La Moncloa". "Pedimos responsabilidad a Podemos, pero también al PSOE porque es importante que lleguen a un acuerdo. Casi nos atrevemos a rogarles...", señaló Ortúzar.

Sus peticiones sonaban huecas tras el baño de realidad arrojado por él mismo y por el que fue preguntado posteriormente el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos: "Nosotros estamos muy esperanzados porque con la negociación vemos la utilidad de la política". Una esperanza que radica no en la voluntad de alcanzar un acuerdo sino solamente en "que se sienten a negociar" porque "el hecho de que acepten sentarse nos parece buena respuesta".

Revilla también ve elecciones

El vaticinio de elecciones también lo comparte el segundo de los interlocutores del presidente del Gobierno en funciones, el cántabro Miguel Ángel Revilla. Tras un almuerzo mantenido en Santander, el presidente de Cantabria aseguró que "él dice que va a hacer todo lo posible porque no haya elecciones, pero yo intuyo que esto está abocado a unas nuevas elecciones, salvo que Ciudadanos y PP permitan que gobierne".

El dirigente del único partido que apoyó la investidura de Pedro Sánchez los días 23 y 25 de julio manifestó que ve "casi imposible que Pablo Iglesias se conforme sólo con un programa y con cargos intermedios". Algo ante lo que manifestó con sorna, y para dejar claras sus lealtades por si hubiera gobierno: "Mi impresión es que está solo, con nosotros".

A continuación