La prensa de un vistazo: Pablo Iglesias, "desesperado", se resiste a ser "la entretenida de lujo" de Sánchez

Sánchez sigue haciéndose el longui y Casado emperrado en su España Suma de cara a unas más que probables nuevas elecciones.

Pilar Díez

El Mundo dice que "El Gobierno fuerza a la Abogacía para no pagar a las comunidades". Que estar en funciones no significa que esté funcionando. El editorial critica que Iglesias le siga el rollo a Sánchez para no comparecer en el Parlamento "La decisión de Podemos de ejercer de muleta y biombo de Sánchez no es solo una claudicación moral sino también un error táctico. Lo primero porque Iglesias irrumpió en política bajo la bandera de la transparencia", qué tiempos aquellos. "Y lo segundo porque Sánchez no dejará de forzar elecciones, si eso le conviene, por un gesto entre cómplice y mendicante de Podemos". Iglesias, quién le ha visto y quién le ve, además de puta poniendo la cama.

El País dice que "Las horas extra caen desde el control forzoso de la jornada". Vamos, que al final lo que ha hecho Sánchez es jorobar a los currantes. Carlos Cué regresa de sus vacaciones oliendo el "aroma a elecciones en el Congreso". "En todos los partidos , con mayor o menor intensidad, cunde la sensación de que el acuerdo será imposible antes del 23 de septiembre y habrá repetición electoral". Dice Cué que en el PP están que no se lo creen, "viven un momento dulce" y "ven como la incapacidad de la izquierda de ponerse de acuerdo les abre una inesperada segunda oportunidad". Incluso creen que podría llegar a sumar la derecha, que ya es creer. "Si pasara eso sería genial", le ha confesado una diputada por lo bajini. "En la izquierda, la situación se vive con mayor dramatismo". Concretamente, "en Unidas Podemos cunde la desesperación". Tan acojonados están que se agarran al clavo ardiendo de que "el PSOE volverá a abrir una negociación a última hora", que Sánchez "va de farol cuando dice que es imposible". Es lo que tiene la desesperación, que uno pude llegar a creer que sus deseos serán realidad. Y Rivera, pues ahí anda, en su mundo, "ajeno a todo". Cs "se juega mucho" pero "pretenden aguantar pase lo que pase". El kamikaze Rivera prefiere llevar a su partido al precipicio antes de apearse del burro.

ABC dice que Sánchez lleva "seis meses esquivando al Congreso". "Podemos evita a Pedro Sánchez tener que dar explicaciones por la crisis del Open Arms". Patético Iglesias. El editorial afea al PSOE su entreguismo a los filoetarras en Navarra. "Parece importarle poco el daño que causa a los familiares de muchos militantes socialistas que fueron perseguidos, mutilados y asesinados por ETA. Tratar a Bildu como un parido más es una perversión política que pone en cuestión la ética pública con la que actúa Ferraz a la hora de cerrar sus acuerdos de gobernabilidad". No es un partido más, es su socio preferente. "La doble moral del PSOE en este sentido resulta estremecedor porque Bildu y Otegi, por muy blanqueados que pretendan quedar gracias al PSOE y al PNV, son los herederos de una banda terrorista. Son los albaceas de cuatro décadas de pistolas y bombas, de secuestros y extorsiones, y de funerales de dirigente del PSOE que empiezan a caer en el olvido de su propio partido". Deben tener la sangre congelada. José María Carrascal no sabe si habrá elecciones o no. Lo que sí sabe es que "Pablo Iglesias no se contenta con el papel de entretenida de lujo, quiere matrimonio". Pero claro, Pedro ya está casado y dice que nones, que si quiere le pone una mercería, pero de boda nada. Total, le salva la cara en el Congreso gratis total.

La Razón dice que "Sánchez impone el silencio: 973 preguntas sin respuesta". Marhuenda encuentra otra razón más para que Pablo y Pedro rompan peras. "El apoyo de Podemos a la campaña contra el ministro Borrell del separatismo catalán expresa la dificultad de cualquier colaboración entre los socialistas y la izquierda radical". Buah, Borrell, Sánchez se lo quitará de encima si le estorba. Por cierto que a La Razón no le gusta ni un pelo la "ocurrencia de España Suma". Le parece "absurda la propuesta del PP de corregir la actual atomización de la derecha en un remedo de coalición, que en realidad, lo que pretende es hacer de Pablo Casado el candidato único de tres formaciones". "La ocurrencia de los populares no es más que la búsqueda de un atajo improbable e ineficaz". Caramba, ni que lo hubiera escrito Feijóo.

A continuación