Play

La Patrulla Águila homenajea al comandante Marín dibujando un lazo en el cielo

La equipo acrobático del Ejército del Aire volvía este miércoles a los entrenamientos. El piloto fallecido perteneció varios años a la misma.

J. Arias Borque

La Patrulla Águila del Ejército del Aire ha realizado en la mañana de este miércoles un emotivo homenaje al comandante Francisco Marín Núñez, fallecido este lunes cuando el caza C101 que pilotaba se estrelló contra el agua por motivos que todavía se desconocen. El piloto fue miembro durante varios años de esta patrulla acrobática y tras abandonarla permaneció como instructor de vuelo en la Academia General del Aire.

En su regreso a los entrenamientos, que ha tenido lugar durante la jornada de hoy, los integrantes de la Patrulla Águila han dibujado un lazo sobre el cielo de la La Manga, en la que ha sido la primera de las figuras que han realizado con sus aviones. Este acto de recuerdo ha tenido lugar ante la mirada de cientos de bañistas que se encontraban en esos momentos en la playa y que lo han grabado con sus teléfonos móviles particulares.

El comandante Marín, que estaba casado y tenía una hija pequeña, era un experimentado piloto que acumulaba más de 3.300 horas de vuelo. De ellas, más de 1.500 eran con el caza de instrucción C101 con el que sufrió el trágico accidente. El resto de horas se dividen, en menor medida, con el caza F-5 Northrop de enseñanza y con los antiguos cazas Mirage F1, ya que estuvo destinado durante varios años en el Ala 14 de Albacete cuando se utilizaban esas aeronaves.

Asimismo, fue durante varios años miembro de la Patrulla Águila, que había abandonado este año 2019 para centrarse únicamente en las labores de instrucción. Durante sus años en esta patrulla acrobática cumplió el rol de Águila 5 o Solo, es decir, era el encargado de las maniobras que ponen más al límite las características técnicas del caza.

A continuación