Play

Los estragos de la tormenta en Madrid: inundaciones, problemas en el metro, en hospitales…

Las fuertes precipitaciones provocaron problemas de tráfico y casi 1.500 incidencias.

LD/Agencias

El servicio de Emergencias Comunidad de Madrid 112 gestionó entre las 16.00 horas de este lunes y las 10.00 de este martes un total de 1499 incidencias por la tormenta, que provocó 169 intervenciones de los bomberos de la Comunidad y otras 150 de los de Madrid capital.

Además, continúa cortada la M-220 entre los kilómetros 19 y 22 a la altura de Campo Real y la M-40 tiene cortado un carril por sentido a la altura del kilómetro 30, según ha informado a Efe un portavoz del 112. El tráfico discurre ya con normalidad en la M-506, a la altura de Fuenlabrada.

También continúa el corte en la línea 9 de Metro entre Arganda del Rey y la Poveda, por las inundaciones y el barro que cayó en esta vía, que transcurre descubierta.

La tromba de agua y granizo caída por el paso de una depresión aislada en niveles altos (DANA) afectó sobre todo a los municipios de Arganda del Rey, Valdemoro, Pinto, Rivas, Getafe, Fuenlabrada y Madrid capital.

En Arganda, donde cayeron 57 litros de agua por metro cuadrado y se vivieron riadas que llegaron a arrastrar coches, el Ayuntamiento abrirá una oficina para atender a los afectados y sesenta operarios trabajan en las tareas de limpieza por una tormenta que también perjudicó al hospital del Sureste, donde el agua se filtró desde la azotea y fue necesaria la intervención de los bomberos.

Además, en Valdemoro continúa cortada la avenida de España donde se concentra el lodo y la paja que arrastró la riada, en una localidad donde también se inundaron los garajes y que también cuenta con una oficina para asesorar a los vecinos.

En Madrid, los bomberos de la capital hicieron 150 intervenciones entre las 19.00 de ayer y la medianoche, incluido el rescate de varias personas atrapadas en cinco vehículos y dos autobuses a causa de una balsa de agua en la A-42, algunos de ellos incluso tuvieron que subir al techo de los coches, aunque no hubo que lamentar heridos.

En la capital la tormenta afectó también al hospital de La Paz, donde una parte de la cobertura permanece desmontada por obras, el agua afectó una zona de rayos X y otras dependencias, aunque no afectó a pacientes ni maquinaria.

A continuación